El peso colombiano se ha apreciado por la disminución de la aversión al riesgo y por los precios del petróleo por encima de US$44

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

El martes, el dólar registró un precio promedio de $3.558,49, lo que representó una caída de $33,35 frente a la tasa representativa del mercado (TRM), que se ubicó en $3.591,84. El precio promedio de ayer es el más bajo desde marzo, cuando un día antes de que se conociera el primer caso de covid-19 en el país, el precio promedio de la divisa se ubicó en $3.522,39.

El dólar abrió la jornada del martes con un precio de $3.580,10, que también fue el precio máximo del día, y su cierre fue de $3.550. El precio mínimo que se registró en la plataforma Set-Fx fue de $3.542,10 y el monto negociado durante la jornada fue de US$1.195,05 millones en 1.906 transacciones.

Wilson Tovar, gerente de investigaciones de Acciones & Valores, señaló que desde hace aproximadamente un mes el dólar ha presentado una debilidad estructural relacionada con una mayor tranquilidad entre los inversionistas.

“La salida de Trump y la llegada de Biden a la presidencia de Estados Unidos disminuye las preocupaciones entre los inversionistas, especialmente en lo referente a geopolítica con China”, indicó el analista, quien agregó que con el nuevo mandatario no se espera que se presenten los conflictos comerciales que se dieron durante la administración de Donald Trump.

LOS CONTRASTES

  • Wilson TovarGerente investigaciones de Acciones & Valores

    “La salida de Trump de la presidencia y las posibles vacunas contra el covid-19 han generado optimismo en el mercado, incrementando los precios de los commodities”.

Tovar también resaltó que con los avances y desarrollos de las posibles vacunas contra el covid-19 también ha aumentado el optimismo en los mercados y se han valorizado los commodities.

Con el aumento de la tranquilidad en los mercados, ha disminuido la aversión al riesgo. Alexander Londoño, analista de mercados de ActivTrades, mencionó que las divisas latinoamericanas se han mantenido fuertes frente al dólar a medida que aumenta el apetito por activos de mayor riesgo y los inversionistas se inclinan por instrumentos de más alto rendimiento.

“Los alentadores datos de manufactura de China confirman que la segunda economía más grande del mundo continúa expandiéndose y regresa a los niveles previos a la pandemia del coronavirus. Eso ha apoyado a las divisas latinoamericanas más correlacionadas al petróleo como el real brasileño, el peso mexicano y el peso colombiano”, explicó.

Otro factor que podría contribuir a la debilidad del dólar y a que incremente el apetito por activos de riesgo es que el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, y el presidente de la Reserva Federal de ese mismo país, Jerome Powell, han estado solicitándole al Congreso que entregue más recursos para apoyar a las pequeñas empresas. Ayer, en el Senado, sugirieron reservar US$300.000 millones para subvenciones a estas compañías.

“Estas empresas no pueden esperar dos o tres meses”, dijo Mnuchin a la Comisión de Banca del Senado, instando a los legisladores a reutilizar los fondos que se están recuperando de otros programas de la Fed. Powell también estuvo de acuerdo en el uso de estos recursos.

Opep y sus aliados pospusieron reunión
La Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), Rusia y otros aliados retrasaron las conversaciones sobre la política de producción de petróleo del próximo año al jueves, ya que los principales actores aún no se han puesto de acuerdo sobre las cantidades. Jim Ritterbusch, presidente de Ritterbusch and Associates, le dijo a Reuters que el retraso de estas reuniones han parado el impulso alcista del precio del petróleo. El martes, el barril de WTI perdió 1,74%, por lo que cerró en US$44,55; mientras que el barril de Brent, referencia para Colombia, disminuyó 0,96% y cerró en US$47,42.