Los precios de ambas referencias se impactaron tras conocerse la negativa de Rusia sobre reducir la producción de crudo

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Luego de conocerse la negativa de Rusia sobre la propuesta de los ministros de la Opep de recortar la producción petrolera en 1,5 millones de barriles por día (bpd) hasta fines de 2020, los precios del petróleo se desplomaron nuevamente. Según el cierre que realiza Reuters, el Brent cerró con una caída de 9,44% a US$45,27, mientras que el WTI se contrajo 10,24% a US$41,26.

Además de la anterior reducción en la producción de crudo que representaba 1,5% de la demanda mundial, Bloomberg destacó que el grupo liderado por Arabia Saudita “también había pedido extender los recortes existentes de 2,1 millones de bpd que está implementando la Opep+, lo que habría elevado el total de reducciones de suministro a 3,6 millones de bpd, o cerca de 3,6% del suministro total”.

El plan tenía como objetivo mitigar el impacto que ha tenido el Covid-19 en la demanda de crudo y para llevarse a cabo debía contar con el respaldo de Rusia, el segundo productor más grande de la Opep, pero como los voceros rusos anunciaron que no apoyaban el proyecto, “el actual pacto de recorte de bombeo expirará en marzo, por lo que los miembros de la Opep y sus aliados podrán seguir en teoría extrayendo crudo a voluntad en un mercado con exceso de suministro”, informó Reuters.

Con la posición de Rusia, “la agrupación no solo no podrá compensar la fuerte caída de la demanda del producto del coronavirus, sino el actual recorte de 2,1 millones de barriles por día del grupo no continuará después de las multas de este mes”, de acuerdo con Bloomberg.

Respecto a esto, Bob McNally, presidente del consultor Rapidan Energy Group, le dijo a la agencia de noticias que “el pánico está empeorando, los pronósticos de la demanda están cayendo, esta es una emergencia que no es broma y tienen que lograr que Rusia responda ‘Sí’. Si cometen un fracaso épico en la política al no reducir la producción, creo que podemos ver fácilmente una nueva visita a los mínimos históricos, en y alrededor de US$26”.

Pese a la tendencia a la baja que han enfrentado los precios del petróleo en los últimos días, Ómar Suárez, gerente de estrategia de renta variable de Casa de Bolsa, explicó que previo a este panorama se veía que los fundamentales del petróleo estaban débiles debido a que se tenía prevista una desaceleración de la economía global. “Esta situación se agudizó con la aparición y la expansión del Covid-19, ya que se ha visto una mayor disminución en la demanda de crudo”, añadió.

Este panorama al inicio de la semana fue expuesto por los analistas de Campetrol, quienes aseguraron que la oferta de crudo continuaba creciendo, mientras que la demanda se estaba contrayendo como consecuencia del impacto del Covid-19 sobre el consumo de crudo de China. Esto ha generado que el precio del crudo toque su nivel más bajo desde julio de 2017.

A pesar del contexto que están enfrentado los precios del petróleo producto del temor en los inversionistas y de la incertibumbre latente que hay en los mercados, Germán Espinosa, presidente ejecutivo de Campetrol, recordó que “en Colombia el precio mínimo con el cual se pueden cubrir los costos de producción está entre US$35 y US$42 por barril, por lo que con el precio Brent actual, aún se tiene un margen de diferencia que permite seguir desarrollando la actividad en el país, sin el riesgo de una crisis por precios como la que se presentó en 2014”.