La divisa subió $25 en la semana debido a la incertidumbre y cautela que generó en los inversionistas la situación actual de la pandemia

Juan Sebastian Amaya

El dólar terminó la semana en un precio promedio de negociación de $3.758, lo que significó un alza de $25 en los últimos cuatro días.

El peso colombiano y las monedas de países emergentes fueron afectadas por el aumento en el número de contagios de covid-19 en Latinoamérica, China y Estados Unidos que, incluso, llevó a la Gobernación de Texas a detener temporalmente la reapertura del estado, mientras los casos incrementan.

Lo anterior generó que los inversionistas globales optaran por adquirir activos refugio.

“Los temores en torno a una recesión económica por el aumento de casos de covid-19 en Estados Unidos ayudaban a impulsar a los activos considerados seguros”, comentó Timothy Graf, analista de State Street Global Advisors.

Otro de los factores para que la tasa de cambio continuara con su tendencia al alza es que los precios del petróleo cotizaron a la baja el viernes ante la nueva ola de contagios del virus en Estados Unidos, y por un fuerte aumento de la producción del crudo en ese país.

Según el último cierre de Reuters, los futuros del petróleo Brent, referencia para el mercado colombiano, perdieron 1% durante esta semana y llegaron a US$40,91. Entre tanto, los futuros del West Texas Intermediate (WTI) cayeron 1,6% a US$38,49 el barril en este mismo periodo de tiempo.

Prueba de la mayor aversión al riesgo actual es que el oro borró las pérdidas previas que había tenido y cerró con ganancias por tercera semana consecutiva, hasta US$1.767 la onza.

“Los inversores se están poniendo nerviosos debido al actual aumento de casos de la enfermedad y están renunciando a sus posiciones en activos más riesgosos”, dijo Bob Haberkorn, estratega senior de mercado de RJO Futures.

El oro podría subir a US$1.800 la onza
Los precios del oro ganaron cerca de 1,4% desde el pasado lunes a US$1.767 la onza. Sin embargo, el metal precioso retrocedió ligeramente desde su nivel más alto de 2012 alcanzado el miércoles, a un promedio de US$1.780.

Para Edward Moya, analista de Oanda, el alza de los últimos días seguiría. “Podríamos ver que el oro supere los US$1.800. Los fundamentos para el oro son bastante fuertes por el aumento de casos de covid-19. Aún no hay vacunas y los estímulos de los principales bancos centrales del mundo generan preocupaciones de inflación”, dijo