El indicador de acceso al sistema se ubicó en 82,5%. Los productos de crédito llegaron a 13 millones de adultos el año pasado

Juan Sebastian Amaya

La Superintendencia Financiera y Banca de las Oportunidades presentaron el noveno Reporte de Inclusión Financiera (RIF) de 2019, que concluyó que la oferta de productos y servicios financieros continuó en aumento y, al cierre del año pasado, el Indicador de Acceso se ubicó en 82,5%, lo que equivale a 29,4 millones de adultos con, al menos, un producto de ahorro o de crédito.

En cuanto a los productos de crédito, estos llegaron a 13 millones de adultos, de los cuales 8,4 millones tenían una tarjeta de crédito, 6,9 millones de personas un crédito de consumo, y 2,5 millones un microcrédito.

En contraste, el producto con menor penetración fue el crédito de vivienda con 1,1 millones de personas.

A su vez, dentro de los productos de ahorro,  la cuenta de ahorro tradicional continúa siendo el vehículo más utilizado: 26,7 millones de adultos tenían al menos una al cierre de 2019. En total, se reportaron en el país 67 millones de cuentas[, es decir, 7,7% más frente a 2018.

Aunque en 2019 un total de 28,3 millones de adultos registraron al menos un producto de depósito o ahorro, cerca de seis millones los tenían inactivos. Por grupos de edades, el RIF 2019 arrojó un Indicador de Acceso de 89,9% para el segmento de entre 40 años y 64 años, mientras que para los jóvenes menores de 30 años (entre 18 años y 24 años) el indicador se ubicó en 71,3%.

Cabe señalar que, si bien los jóvenes son el segmento con menor acceso al sistema financiero, son quienes registraron una mayor actividad en sus productos con una utilización del 82,5%.

Por género, el reporte evidenció una brecha de acceso de más de cinco puntos a favor de los hombres. Así, el Indicador de Acceso de ellos fue de 85%, mientras que el de las mujeres se ubicó en 79,7%. Respecto al crédito, los hombres también superan a las mujeres: el 49% de los adultos tenían vigente un producto de crédito y en las mujeres adultas este porcentaje fue 44%. Resultado consistente en 29 de los 32 departamentos.

En Colombia se pueden medir el número de cuentas y el número de adultos con cuentas. El primer indicador siempre es mayor que el segundo, dado que una persona puede tener dos o más cuentas.

“El crecimiento en acceso al sector financiero formal mantuvo la consistencia de los últimos años, siendo los corresponsales bancarios y los productos digitales los mejores aliados en este propósito. El futuro es aún más esperanzador debido a la expedición de normas sobre corresponsalía digital y depósitos y créditos de bajo monto, así como a la nueva definición de política que traerá el Conpes de educación e inclusión financiera, impulsado por el Presidente Duque”, aseguró Freddy Castro, director de Banca de las Oportunidades.