Esta iniciativa hace parte del programa para la financiación de vivienda que ha estructurado la entidad bancaria desde 2020

Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Para fortalecer su compromiso con el bienestar social y económico de sus usuarios, el Banco de Bogotá decidió aportar $8,1 millones adicionales al subsidio del Gobierno Nacional para acceder a vivienda nueva No VIS que inició en septiembre de 2020.

Esta iniciativa hace parte del programa de la entidad que busca brindar facilidades para la financiación de vivienda. Según explica la entidad, con el subsidio del Gobierno, los beneficiarios reciben unos $454.000 mensuales durante los primeros 7 años de su crédito, casi $38,1 millones.

Partiendo de eso, el Banco de Bogotá busca ampliar esa cobertura por otros tres años, con lo que la persona recibe desde el año ocho del crédito, hasta el 10, un beneficio total de $8,1 millones. Así las personas tendrían cerca de $46 millones para comprar su vivienda, con acceso a tasas desde 8,97% E.A. Este beneficio aplicaría para leasing habitacional y crédito hipotecario.

"Para la adquisición de vivienda hemos impulsado con gran éxito la Vivienda de Interés Social bajo los lineamientos del programa “Mi Casa Ya”. Así mismo, fuimos el primer Banco del país en apoyar la compra digital de vivienda No Vis con el subsidio que otorga el Gobierno Nacional y brindamos un apoyo adicional de $8,1 millones, permitiendo que la cuota del préstamo disminuya de manera significativa", explicó Mauricio Fonseca, Vicepresidente de Banco Consumo y Pyme del Banco de Bogotá.

Fonseca también comentó del desarrollo de una plataforma digital en la que se puede solicitar un crédito de vivienda o leasing habitacional, y conseguir la carta de aprobación en solo cinco minutos. Las personas pueden acceder en viviendadigital.bancodebogota.com.

En cuanto al beneficio que da el Gobierno, no hay ninguna restricción de ingresos, pero la persona no debe haber sido beneficiario de ningún subsidio familiar de vivienda y/o la tasa de interés.

Finalmente, hay que recordar que el subsidio solo aplica para viviendas nuevas cuyo valor sea superior al tope mínimo de $122,7 millones en todo el país; en las principales ciudades la cifra asciende a $136,3 millones; y hasta 454 millones de pesos que es el tope máximo.