La entidad bancaria informó que entre los meses de abril a julio han venido entregando más de 7.450 pensiones a domicilio a los adultos mayores

Allison Gutiérrez - agutierrez@larepublica.com.co

Los riesgos que representa el virus del covid-19 para la salud de las personas, ha expuesto a los adultos mayores en una condición vulnerable frente a otras generaciones, debido a la alta mortalidad que ha presentado este grupo poblacional durante la pandemia. Esto ha exigido a las empresas adoptar diferentes medidas de bioseguridad en la prestación de sus servicios.

Es el caso del Banco Caja Social, que ha venido implementando soluciones enfocadas en su cuidado. La entidad bancaria informó que entre abril y julio entregó más de 7.450 pensiones a domicilio a los adultos mayores. Adicional a esto, entre el 1 de marzo y el 28 de julio, el Banco repartió "más de 21.400 tarjetas débito directamente en los hogares de los pensionados, número que prácticamente dobló la entrega de este medio de manejo en las sucursales físicas".

Según la entidad financiera, uno de los hechos más significativos que se ha dado por efectos del virus del covid-19, ha sido el incremento en el uso de canales digitales por parte de este grupo poblacional durante la pandemia.

Debido a esto, el Banco trabajó en el mejoramiento y fortalecimiento de sus canales digitales con el lanzamiento de la nueva página web y la App. Además de ello, las nuevas funcionalidades que el Banco presentó que incluye la generación y recuperación de contraseñas, la solicitud de certificación de pago de pensión y la eliminación de los costos de transferencias, incrementó la utilización de los canales digitales para consultas, pagos, transferencias demás transacciones en 131%.

El Banco Caja Socia también habilitó los retiros sin costo en todos los cajeros de otras redes. Según las cifras reportadas por el Banco, el número de clientes pensionados utilizando cajeros electrónicos pasó de 40.700 aproximadamente, en febrero, a más de 59.500 en junio.

Asimismo, reportó el Banco, las oficinas han mostrado una disminución de los retiros con talonario de los adultos mayores de 42%, al igual de quienes lo hacen a través de tarjeta débito.