Operadores están atentos a los nuevos confinamientos, avance de los contagios, noticias de las vacunas y política fiscal en EE.UU.

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

El precio promedio del dólar cerró la última jornada de la semana pasada en $3.649,81 en medio de la incertidumbre que generaron los anuncios alrededor de la política fiscal de Estados Unidos, las noticias sobre los avances de la vacuna contra el covid-19 y el aumento de casos, por lo que los analistas consultados por LR estiman que el precio promedio se ubicaría en $3.653 para esta semana.

“La semana pasada se vieron dos noticias que han jugado en contra. Se ha observado un desarrollo de las vacunas de Pfizer y Moderna, mientras que el número de contagios y muertes en los países del hemisferio norte (incluyendo EE.UU.) ha aumentado”, dijo Camila Martínez Komatsu, analista económica de Fiduciaria Central, quien agregó que estos temas seguirán siendo los que marquen la conducta de los inversionistas.

A esto se le suma que los operadores estarán atentos a conocer los nuevos planes para la próxima etapa de los confinamientos en Reino Unido y Francia y a algunas publicaciones como “la estimación del PIB del tercer trimestre y los datos de confianza e ingreso personal de EE.UU.; las minutas de la última reunión de la Fed, y los datos de confianza de Alemania y Europa”, señaló Juliana Pinzón Tróchez, analista económica de inversiones de Colfondos.

A pesar de la publicación de dichos datos, las nuevas noticias sobre el avance de las vacunas que puedan surgir y el comportamiento de los casos y decesos de covid-19, Gabriel Granados, director de investigaciones económicas de Fiduprevisora, explicó que se estima que sea una semana relativamente tranquila, especialmente por el día de acción de gracias en Estados Unidos el jueves y la festividad del viernes.

LOS CONTRASTES

  • Juliana Pinzón TróchezAnalista económico de inversiones de Colfondos

    “Durante la última semana, los mercados registraron en general una tendencia positiva, en medio del optimismo por los resultados de las vacunas contra el covid-19 y los datos macroeconómicos mixtos”.

Mientras que en el mercado local los inversionistas estarán a la espera de los resultados de la Encuesta de Opinión Financiera (EOF) y la Encuesta de Opinión Empresarial (EOE) de Fedesarrollo. A esto, se le podría sumar “el impacto que genere el día sin IVA junto con la penúltima reunión del BanRep del año, donde no esperamos cambios en su tasa de interés, sería lo más relevante para los activos locales”, dijo Pinzón.

Este panorama podría llevar a que el precio del petróleo WTI esté por encima de US$41 el barril esta semana. “El crudo WTI parece destinado a rondar los US$40, pero eso podría cambiar si las preocupaciones sobre el almacenamiento de petróleo continúan creciendo. Los inventarios en Cushing superan 80%, pero eso puede ser con el fin de almacenar barriles de petróleo y cosechar recompensas a principios del próximo año”, dijo Edward Moya, analista senior de mercados en Oanda, quien agregó que 2021 será un gran año para los precios del petróleo. Para que esto suceda, la situación de la demanda debe superar los bloqueos invernales en Estados Unidos y Europa.

Los analistas consultados también estiman que el Colcap podría estar alrededor de 1.235,4 unidades durante esta semana. “El Colcap tuvo una buena semana y debería tener un buen final de año. (...) El PIB debería repuntar 5% el próximo año y eso debería ser lo suficientemente bueno para mantener el alza del Colcap hasta fin de año”, dijo Moya.

Los factores que podrían debilitar al dólar
Pese a que el promedio del sondeo realizado por LR entre ocho analistas acerca de cómo se comportará el precio del dólar durante esta semana arrojó que estará por encima de $3.650, Pinzón explicó que se tiene previsto que la menor incertidumbre frente a factores de riesgos como las elecciones presidenciales de EE.UU., y posibles tensiones geopolíticas puedan favorecer un debilitamiento del dólar, generando un fortalecimiento del peso colombiano en el mediano plazo. Con esta visión está de acuerdo Moya, quien agregó que “el dólar debería ser vulnerable de cara a fin de año”.