Por la pandemia, varias pólizas redujeron su nivel de riesgo y las aseguradoras han beneficiado a dos millones de usuarios, especialmente, en autos

Juan Sebastian Amaya

La emergencia económica y sanitaria que generó la pandemia disminuyó el riesgo de varios ramos de seguros por las diferentes etapas de aislamientos que el Gobierno decretó para enfrentar la crisis. Lo anterior generó unos alivios o beneficios para los usuarios y, según la Superintendencia Financiera, con corte al 4 de septiembre, las aseguradoras del país realizaron devoluciones a 2,03 millones de afiliados, con 1,13 millones de pólizas por $146.282 millones.

Al respecto, el experto en seguros Wilson Triana señaló que las compañías del sector deben fortalecer su servicio de atención al cliente e información para que los asegurados puedan acudir a los diferentes mecanismos de trámites y peticiones sin inconvenientes, con el fin de facilitar los procesos internos y generar fidelización de clientes. Por ello, puntualizó que los afiliados deben acudir a la información oficial de las compañías, a través de los medios digitales o presenciales.

“Es importante el fortalecimiento por parte de las aseguradoras en el servicio al cliente y atención post venta. Hay que mantener la comunicación con el asegurado de forma proactiva, socializando las diferentes opciones y beneficios para amortiguar la actual situación económica”, comentó, y agregó que “es necesario contemplar beneficios en menor costo de las primas, plazos e, inclusive, protección adicional en tiempo sin pago alguno. Antes de perderlos, ayudará en mejores resultados en la retención y renovación de los clientes”.

Dos de los ramos que registraron mayor reducción de riesgo son el de autos y responsabilidad civil, pues las medidas de la administración nacional y varias locales frenaron la actividad del tránsito de carros para disminuir las posibilidades de propagación del virus.

El informe del regulador detalló que para los seguros de automóviles, las compañías del sector efectuaron reintegros por $129.818 millones, es decir, 88,7% del total. Estas devoluciones se hicieron a través de 1,11 millones de pólizas beneficiadas y 1,64 millones de usuarios.

En ese sentido, el presidente de la aseguradora Zurich, Juan Carlos Realphe, señaló que, en el seguro de autos, la compañía exoneró el pago de 50% del valor de la prima durante abril y mayo pasados. “Generamos servicios y experiencias para los clientes. Nuestro mayor reto ha sido convertir el seguro en algo tangible y en eso nos hemos concentrado en los últimos meses en los que hemos estado encerrados, con estrategias como la agilización de trámites y la inspección virtual. Por ejemplo, ya no es necesario llevar el carro al taller para que lo revise nuestros peritos, sino que todos los ajustes de siniestros los estamos haciendo de manera digital”, detalló.

Entre tanto, el informe de la Superintendencia Financiera reseñó que el ramo de responsabilidad civil, especializado en cubrir el pago de las indemnizaciones por daños corporales, materiales o patrimoniales causados a terceros, es el segundo segmento con mayor participación en los reintegros, con $15.236 millones en 10.296 pólizas de 242.956 asegurados.

En el tercer lugar de las mayores devoluciones están los seguros de accidentes personales, con $2.016 millones en 1.300 pólizas y 145.283 afiliados; y luego vienen otros ramos, que incluyen los seguros de montaje, incendio, transporte, todo riesgo contratista, navegación y casco, con $1.022 millones en 4.927 pólizas y 4.355 usuarios.

“Nuestros seguros de vida cuentan con coberturas por muerte, invalidez e incapacidad total y permanente, y rentas diarias por hospitalización por enfermedad como consecuencia del covid-19”, recordó el presidente de Zurich.

Frente a este panorama, el ejecutivo subrayó que las empresas del sector deben incrementar su trabajo de valor agregado para pequeñas y medianas empresas (Pyme), entender y aprender a contactar a sus intermediarios y clientes para poder seguir operando sin necesidad de presencialidad, sino optimizar tiempo y espacio por medio de la virtualidad.

“A las Pyme aseguradas les hemos otorgado dos meses de cobertura adicional exentos de prima. En cuanto al seguro de arrendamiento, estamos brindando asistencia legal y hemos extendido la vigencia y la cobertura del amparo de cánones a los meses que se acuerden con el arrendatario. En general, durante abril y mayo pasados, extendimos el plazo del pago de las primas hasta 60 días para pólizas nuevas de Pyme, autos, arrendamiento y vida”, concluyó Realphe.

Finalmente, la Federación de Aseguradoras de Colombia (Fasecolda) reiteró que el sector asegurador que comercializa el seguro de arrendamiento comercial y de vivienda, en lo corrido de la pandemia (entre marzo y agosto), ha pagado siniestros por incumplimiento de contratos de arrendamiento, por más de $ 183.000 millones, honrando las garantías adquiridas.

El gremio de las aseguradoras destacó que las compañías del sector también han actuado como mediadoras en la promoción de los acuerdos entre arrendadores y arrendatarios, de cara a preservar las relaciones contractuales entre las partes y así encontrar la mejor forma de superar unidos esta crisis.

LOS CONTRASTES

  • Juan Carlos RealphePresidente Zurich

    “Nuestros seguros de vida cuentan con la coberturas por muerte, invalidez e incapacidad parcial o total, y rentas diarias ante hospitalización por el virus covid-19”.

  • Wilson TrianaExperto en seguros

    “Actualmente es importante el fortalecimiento por parte de las aseguradoras en el servicio al cliente, atención post venta y comunicación”.

Los mayores beneficios de adquirir un seguro de arrendamiento
Fasecolda puntualizó que las pólizas de arrendamiento le garantizan al arrendador el pago del canon, cuotas de administración y de servicios en caso de incumplimiento del arrendatario.

Además, el arrendador cuenta con el respaldo de unas reservas de constituidas por la aseguradora y supervisadas por la Superfinanciera para cubrir el pago de los cánones de arrendamiento en todo momento. También hay coberturas adicionales para cubrir daños y faltantes, y asistencia domiciliaria para plomería.