Hacienda

Facturación Electrónica


La factura electrónica no solo modernizará las operaciones de las empresas, sino que les permitirá reducir costos.

Cerca de 1.342 contribuyentes iniciaron en septiembre.

Andrés Octavio Cardona - acardona@larepublica.com.co

Luego de cumplirse el 1 de septiembre como la primera fecha clave para la operación de la facturación digital a nivel local, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) destacó que a la fecha el balance es muy positivo pues, en total, el número de contribuyentes electrónicos habilitados ascendió a 8.356. A su vez, durante los primeros días de septiembre, se habilitaron alrededor de 1.342 empresas para sus operaciones digitales.

Así lo explicó Luz Helena Liévano, gerente de Factura Electrónica de la Dian, quien añadió que con grandes contribuyentes, los primeros obligados antes del inicio de septiembre, también se cumplieron las expectativas.

En este sentido, de 3.533, cerca de 2.437 ya están habilitados para facturar electrónicamente. “Los no habilitados corresponden a grandes contribuyentes que pidieron prórroga o no están obligados a hacerlo”, destacó la directiva de la Dian.

Esto ha influido en que el número de recibos digitales haya evolucionado de manera ostensible desde el 1 de septiembre.De 200.000 documentos diarios en promedio recibidos en la última quincena de agosto, se ha pasado a recibir alrededor de 800.000 facturas diarias durante los primeros días de septiembre.

Cadena, uno de los principales proveedores habilitados por la Dian, destacó la aplicación de la normativa que promete reducir la evasión fiscal en niveles cercanos a 50% y la forma cómo se ha hecho.

Luis Villegas, gerente de Cadena Digital, apuntó que “para la fecha inicial prevista con grandes contribuyentes, realizamos el despliegue para varios de nuestros clientes. Ha sido positivo para ellos en materia de ajustes, tiempos de respuesta, y cambios sobre el proceso de facturación, algo que les permite mayor estabilidad, que sea exitoso a nivel interno y que cumplan sin contratiempos con los requerimientos de las autoridades en esta materia”.

En la actualidad, de los procesos en producción e implementación en Cadena, cerca de 50% está en la última etapa, “lo que les brinda muchas ventajas a las empresas que ya iniciaron”, agregó Villegas.

Luego de superar la primera etapa del proceso y las prórrogas que pidieron algunos para empezar a operar, de cara a 2019 se espera que 423.000 contribuyentes inicien a facturar electrónicamente, los cuales generarán un volumen entre cinco y seis millones de documentos por día.

“La adopción del sistema de facturación electrónica siguiendo las indicaciones técnicas de la Dian, permitirá optimizar los procesos internos de las empresas, en especial, aquellos relacionados con las cadenas de comercialización y distribución de productos y servicios, tales como: gestión de cartera, cuentas por cobrar, estandarización y agilización del mercado de factoring entre otras.

LOS CONTRASTES

  • Luis Villegas Gerente de Cadena Digital

    “Con grandes contribuyentes se vienen haciendo en el día a día procesos para entender las dificultades que tienen”.

Igualmente, contribuirá a la generación de buenos hábitos en el uso del papel en organizaciones privadas y públicas, promoviendo la eficiencia y productividad organizacional al reducir costos, tiempo y espacios de almacenamiento”, indicó Liévano sobre las expectativas.

Por su parte, Villegas expresó que “el gran reto es que en 2019 la implementación va a ser de un volumen mucho más importante pues se empezará a extender en las medianas empresas, que superan en mucha cantidad a las grandes, con volúmenes menores de facturación pero que representan una mayor cantidad en el total”.

Por ello, es fundamental que “además de la implementación de los procesos de facturación, se instalen gradualmente en las organizaciones mecanismos de transformación digital y comprensión de las nuevas tecnologías”, dijo Jorge Guzmán, experto de la U. de Antioquia.

En 2019 se extiende la normativa

De acuerdo con información de la Dian, la Ley 1819 del 2016, en su artículo 308, estableció la obligación de facturar electrónicamente a todos los responsables de declarar y pagar IVA o impuesto al consumo a partir del 1 de enero de 2019. Así mismo, la normativa estableció criterios para que la autoridad fiscal durante las vigencias fiscales 2017 y 2018 seleccionara a contribuyentes para que adoptaran la factura electrónica de forma obligatoria; por lo que haciendo uso de esta potestad, la Dian expidió las resoluciones 72 de 2017 y 010 2018, a través de las cuales se seleccionó a quienes ya facturaban digitalmente y a los grandes contribuyentes que no lo habían hecho.