El estudio de BBVA revela que 60% de los hogares que tiene carro se ubica en los ingresos más altos y el 4% en los más bajos. siendo predominante, la tenencia de un vehículo

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

Según el informe de la situación automotriz de Bbva Research las ventas de vehículos en Colombia subirán a 258.000 unidades en 2019, con un alza de 1% y a 270.000 para 2020, con mejoras de 5%.

La mayor dinámica en la comercialización de estos automotores estará dada por un incremento de los ingresos de los colombianos, una mayor estabilidad en materia de tasas de interés y de la inflación, así como la mejora en los indicadores de confianza de los consumidores.

De acuerdo con el estudio, las ventas de vehículos nuevos empezaron su proceso de recuperación luego del ajuste de 2015, cuando el número de unidades vendidas cayó en 13% al pasar de 326.000 unidades a 283.000. No obstante, en 2018 el sector registró una mejora al registrar un total de 256.000 autos nuevos comercializados durante ese año, con un incremento de 7,6% anual.

“El mercado de autos ha estado muy marcado por una mejora en los ingresos de los colombianos. En los últimos años hemos visto como se han reducido los niveles de pobreza en el país y un crecimiento significativo de la clase media, que hoy corresponde a 31% de la población mientras que 2002 era apenas del 16%. Así como, a una mayor urbanización, cuya tasa es del 80% en 2017 y según la Naciones Unidas se ubicará en 85% en promedio en 2030 y 2035 sumado a un aumento en la participación de las mujeres como jefes cabeza de hogar, cuyo factor de decisión a la hora de la compra de vehículos es importante, afirmó Juana Téllez, economista jefe de Bbva en Colombia.

Según el informe de la Situación Autos, en 2018 se vendieron 1,6 millones de vehículos, incluyendo los traspasos, lo que representó un incremento del 6% con respecto al año anterior, de los cuales 256.000 fueron nuevos, 800.000 usados y 547.000 motos nuevas.

De los 256.000 vehículos nuevos vendidos en 2018, el 51% fueron automóviles y el 32% utilitarios. De la misma manera, las ventas de vehículos usados también crecieron y se ubicaron en 800.000 unidades reportando un aumento del 3,2%. Por su parte, las ventas de motos nuevas crecieron un 9,3% anual y pasaron de 501.000 a 547.000, constituyéndose en los vehículos de mayor comercialización.

“Nosotros seguimos creyendo que el mercado de las motos va a seguir creciendo cada vez más, hay un crecimiento de más del 10% en la venta de motos, es decir, que este año se van a vender un poco más de 600.000 unidades de motos y va a seguir una tendencia creciente, este es un mercado que tiene muchas ventajas para la gente jóven, para la gente que tiene hogares pequeños y yo creo que es un mercado que tiene un gran futuro”, agregó Tellez.

Adicionalmente el estudio hizo un análisis especial de los usuarios que tienen y compran autos y motos en Colombia, según el reporte actualmente la compra de autos por parte de los colombianos representa el 5% de los gastos de la canasta de los hogares de mayores ingresos y el 2% de la de ingresos medios.

En este sentido, cerca del 60% de los hogares que tienen carro se ubica en los ingresos más altos y del 4% en los más bajos. De la misma manera, de los hogares que tienen autos, el 90% cuenta con un automóvil, el 10% tiene dos carros y tan sólo el 1% posee tres. Por otra parte, revela que entre los hogares con mayor propensión a comprar vehículo cuentan con cabezas de hogar en una edad media productiva y el 41% está conformado por una pareja con un hijo.

Los hogares que tienen un trabajador asalariado como cabeza compran el 60% de los autos nuevos, mientras que los no asalariados compran el 40%, pese a que hay un menor número de hogares con cabeza de hogar que es asalariado. En lo que respecta a los hogares con moto, la participación es similar tanto en los de ingresos más altos como en los más bajos. Entre quiénes tienen moto, aproximadamente 90% es poseedor de una, el 10% posee dos y únicamente 1% cuenta con tres vehículos de este tipo. En el caso de los hogares rurales, estos tienen una mayor preferencia por las motos con 20%.