Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co

Además de ser una apuesta al lujo, estas construcciones, que están ubicadas en Santa Marta en el sector de Rodadero (específicamente en el cerro de Murujuy), constituyen una iniciativa de renovación urbana.  Nuevos accesos viales, andenes, recuperación del espacio público y eliminación de cableados, son algunas de las acciones que traerán consigo un mejoramiento del entorno.

Elías Galeano, gerente de 3G Constructores, afirmó que “apostamos por tres proyectos al tiempo porque tenemos en ellos el común denominador de la renovación urbanística y si bien Ambar Infinity está al frente de la playa y Ambar Roca sobre una avenida, están muy cerca e interactúan entre sí”.

Concretamente,  Ambar Infinity es el proyecto más lujoso, cuenta con 23 apartamentos que pueden ir desde $1.350 millones hasta $3.900 millones. “Solo habrá dos apartamentos por piso con áreas que van desde 240 metros cuadrados hasta 290 metros cuadrados y cada uno contará con acceso directo para ascensores privados”, explicó Galeano. A la fecha hay nueve apartamentos vendidos y se espera que todo el proyecto se entregue en 2019.

Ambar Roca contará con 140 apartamentos desde 39 metros cuadrados hasta 112 metros cuadrados, los precios inician en $180 millones y se entregará en 2020. El primer piso contará con usos mixtos comerciales. El último proyecto, Prestige, se lanzará este año.

TEMAS


Inversión