La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Diana Arrieta Marín - darrieta@larepublica.com.co

La Superintendencia de Sociedades resolvió suspender la afiliación de 1.476 sociedades inscritas en la Cámara de Comercio de Barranquilla (CCB), y lo hizo en uso de sus facultades legales, mediante el Auto 801-017366 del 10 de diciembre de 2012.

Esta determinación es una de las consecuencias de la difícil situación que se viene viviendo en la entidad. A este anuncio se suma que el pasado lunes los miembros de la junta directiva de la CCB, tanto delegados del Gobierno como los nombrados provisionalmente a causa de la impugnación de las pasadas elecciones, presentaron su carta de renuncia ante el Ministerio de Industria y Comercio. Ahora la Supersociedades vuelve a tomar cartas en el asunto.

Según la demanda radicada el 29 de noviembre ante la Supersociedades, durante el primer semestre de 2012 se presentó un incremento sustancial y atípico en el registro de nuevas sociedades ante la Cámara de Comercio de Barranquilla, las cuales crecieron entre enero y marzo de 2012 un 116% con respecto al año anterior.

La demanda señala además que la constitución de estas 1.476 sociedades sirvió para que 72 personas naturales emitieran más votos de los que por ley les corresponderían en las elecciones que se llevaron a cabo el 5 de julio de este año.

La información registrada en el proceso muestra además que las sociedades demandadas concentraron, en conjunto, 36% de la totalidad de los votos posibles para elegir miembros de la junta directiva de la CCB.

En consecuencia, la Supersociedades le ordenó a la CCB remover a las sociedades demandadas de la lista de comerciantes habilitados para votar en las elecciones de la junta directiva de la citada entidad.

Adicionalmente, le ordenó que suspenda de manera inmediata los nombramientos de los miembros de la junta directiva elegidos el pasado 5 de julio.