La calificadora también afirmó que la perspectiva pasó a negativa por mayor apalancamiento esperado

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

S&P Global Ratings estimó que los indicadores crediticios ajustados de apalancamiento de Colombia Telecomunicaciones (Movistar), caerán en los próximos dos años por debajo de sus expectativas.

Esto por el "refinanciamiento de deuda híbrida dado que 50% del total de instrumentos híbridos se contabilizaba como capital. Además, el posible menor crecimiento económico como resultado del Covid-19, podría comprometer las expectativas de crecimiento de la compañía", afirmó la calificadora.

Asimismo, resaltó que el pasado 30 de marzo la compañía redimió su bono de contenido de “capital intermedio” por US$500 millones por medio de créditos pagaderos al vencimiento (bullet), que contarán con plazo de cinco años con un banco local y se espera que tome créditos bancarios adicionales por $70.000 millones para requerimientos de capital de trabajo, por lo que se les retiró la calificación de instrumentos híbridos de 'BB-', y ahora confirmó su calificación con 'BB+'.

La perspectiva negativa de Movistar "refleja nuestra expectativa de indicadores crediticios más débiles durante 2020 que podrían aumentar su deuda a EBITDA consistentemente por arriba de 3.0x (veces)debido al impacto negativo del refinanciamiento de sus instrumentos híbridos y del aumento adicional de créditos de corto plazo en medio de condiciones adversas, económicas y de negocio", continúo S&P Global.

Asimismo, agregaron que "si observamos una menor probabilidad de respaldo de su matriz, Telefónica S.A., también podríamos tomar una acción de calificación negativa sobre Coltel.  revisó la perspectiva de Colombia Telecomunicaciones (Movistar), a negativa por mayor apalancamiento esperado; confirma calificaciones de ‘BB+’".

La empresa de telecomunicaciones "canjeó sus instrumentos híbridos por créditos bancarios por un equivalente de $1,7 billones (en comparación con cerca de $1,27 billones al 31 de diciembre de 2019), lo cual representará alrededor de $400.000 millones de deuda adicional debido a la caída en el valor del peso colombiano. Esta reclasificación contable considera un tipo de cambio cubierto de aproximadamente $3.400 por dólar".