Para el presidente de ISA, Bernardo Vargas, el objetivo es garantizar la operación de la empresa con todas las condiciones de seguridad

María Carolina Ramírez Bonilla - mcramirez@larepublica.com.co

Una de las empresas más grandes de Colombia es ISA, compañía que garantiza la conexión eléctrica de buena parte del país y que tiene operación también en Brasil y Perú. Si bien, los directores financieros de la empresa no han calculado el impacto en los ingresos por la crisis del Covid-19, la meta de su presidente, Bernardo Vargas, es que los planes de inversión de este año que rondan los US$1.000 millones no se detengan y se puedan reactivar a partir de mayo.

¿Cómo los ha impactado la pandemia y cuál ha sido esa hoja de ruta de la empresa?

Nuestro primer reto cuando nos dimos cuenta que se venía el confinamiento y la nueva forma de relacionarse con la gente es buscar las maneras de garantizar la continuidad de nuestro negocio. Nosotros tenemos más o menos 70% de las líneas de alta tensión en Colombia que donde dejen de funcionar nos desconectan a todos de la electricidad y sin ella no tendríamos posibilidad de trabajo remoto, de manera que garantizar la continuidad era lo primordial.

¿Qué hacen con los trabajadores que no pueden parar?

Tenemos trabajadores 24/7 y a ellos se les ha garantizado todo lo necesario para continuar con las obras. Nuestra segunda prioridad son los empleados a ellos les garantizamos salud física y metal en el confinamiento. Los hemos dotado con infraestructura para que puedan trabajar a distancia se ha dado acceso a internet y computadores. Armamos un comité de crisis que se reúne todos los días para determinar quiénes están en peligro de contagio y nutriéndolos en protocolos de seguridad.

¿Cuántas personas están teletrabajando en este momento?

Es un dato muy alto en ISA tenemos 4.115 trabajadores en toda la región y de ellos 73% están en teletrabajo. En solo Medellín en las primeras semanas habrían unos 300 en ese modo.

¿Qué negocios de la compañía están suspendidos en este momento?

Nosotros teníamos muchos frentes de obra que no tenían protocolo y tocó pararlos. Lo que hemos hecho es garantizar la cadena de abastecimiento para que no nos falte nada y ahora estamos en un plan de armar un protocolo para que los frentes de trabajo parados vuelvan.

LOS CONTRASTES

  • Víctor MalagónPresidente del Foro de Presidentes

    “Hay dos retos muy importantes, el primero es el reto de la adaptación, tanto tecnológica como legal, y segundo, es que debemos sacar tiempo para planear lo que viene”.

¿Qué inversión tenían este año y cómo se modifica?

Nosotros teníamos un plan de inversión este año de US$1.000 millones y vamos a reactivarlas a partir de mayo mediante de protocolos que nos permitan hacerlo y que podamos reaccionar si hay contagios para no propagar el virus. No queremos reducir en nada la inversión planteada.

¿Cuál es el impacto financiero para la empresa?

El Ministerio de Energía ya tiene unos protocolos para medir el impacto en diferentes escenarios, el problema es que estos escenarios cambian todos los días y por eso es prematuro decir cuál será el impacto final.

¿Cómo se ha visto afectada la operación regional?

Hay países con niveles de apertura diferentes a otros. Perú y Colombia han estado muy confinados, pero Chile y Brasil, sobre todo Brasil, ha dejado operar y ahí tenemos varios frentes abiertos. Lo que vemos para adelante es que unos reguladores están siendo más fuertes que otros y de ahí organizaremos nuestras cuentas.

El aporte social que está haciendo ISA
Según Bernardo Vargas, la compañía se sumó a las empresas que están aportando para hacer frente a la emergencia sanitaria con una donación de $10.000 millones que se destinarán a ampliar la capacidad hospitalaria en diferentes regiones del país. Estas donaciones se destinarán a aumentar la disponibilidad de pruebas diagnósticas y el avance de proyectos de investigación que buscan proteger a los profesionales de la salud. Son $4.000 millones que harán parte de la Donatón en Medellín y otros $6.000 millones que aún no están definidos su destino.