La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Arteaga - narteaga@larepublica.com.co

La compra de ropa a China por parte de los retailers locales, también jugo su papel en la estadística que va cuesta arriba.   Solo en confecciones hubo un crecimiento de US$550 millones, entre 2008 y 2014. Los hilados y tejidos mostraron la misma tendencia alcista.

Para conocer la escalada que han tenido los productos en mención, LR consultó a la Cámara de la Cadena Algodón, Fibras, Textil y Confecciones de la Asociación Nacional de Empresarios  y pudo corroborar dicho crecimiento.

En materia de confecciones, hace siete años (en 2008), se importó un total de US$360 millones y 38,7 millones de kilogramos en esos 12 meses. Al cierre de 2014, las compras extranjeras del producto registraron US$910  millones y 61,8  millones de kilogramos. 

En los primeros siete meses de 2015, la cifra iba en US$419,9 millones. En julio de 2008, importar una prenda tenía un costo promedio de US$8,1; en el mismo mes de este año, la cifra era de US$15,3. Eso muestra que traer ropa del extranjero se ha encarecido  y de eso dan fe algunos empresarios.

Julio César Mendoza, gerente general de Confecciones Caribean, explicó que el crecimiento se debe a la conquista que marcas de ropa internacional como Zara, Aeropostale, Pull & Bear, y Forever 21 han tenido localmente. El experto agregó que los retailers también han jugado un papel definitivo en la escalada, ya que  traen mucha ropa desde China. 

Mendoza también comentó que las  telas y la ropa importada ha tenido un incremento importante que oscila entre 20% y 35%, debido a la devaluación.

Nassif Kamlé, gerente general de Telka, aseguró que los incrementos que han tenido las telas (de cerca de 25%) hizo que muchos clientes no quisieran comprar el producto hace algunos meses, por lo que hoy tienen desabastecimiento. “Para esta fecha hay muchos empresarios sin tela. Han salido a buscar con urgencia  el producto porque se les acabó y se vieron a gatas para las confecciones de diciembre”.

En cuanto a hilados, la Andi publicó que la importación para   2008 fue de US$313,1 millones y 92 millones de kilogramos. El año pasado cerró con US$465,9 millones y 139 millones de kilogramos. Hasta julio de 2015, las compras estaban en US$228,7 millones. Los incrementos en este producto se han dado de manera más lenta. Incluso, al comparar los precios promedio por unidad de hace siete años, con los actuales, se puede observar un descenso. En julio de 2008, comprar una unidad costaba, en promedio, US$3,5 y en el mismo periodo de este año, US$2,9.

Para tejidos, las compras internacionales eran de US$583,3 millones en 2008 y pasaron a US$1.011 millones en 2014.

En los primeros siete meses del año el monto estaba en US$538 millones, lo que indica que 2015 tendrá un comportamiento similar al de 2014. Y doblará nuevamente los resultados de 2008.

Las textileras que más venden en territorio nacional
Crystal S.A.S. (Punto Blanco, GEF, Baby Fresh, Galax y Casino), se puso a la cabeza de las textileras con mayores ingresos en el país, con ingresos operacionales de $644.110 millones y una utilidad operacional de $23.474 millones. Siguiéndole los pasos, en el segundo puesto, está la firma caleña Studio F, que vendió $518.513 millones. Leonisa S.A., líder en prendas íntimas para mujeres, tuvo ingresos por $366.708 millones. Internacional de Distribuciones de Vestuario de Moda S.A., con $303.427 millones; Distribuidora de Textiles y Confecciones S.A., con $180.280 millones; y C.I. Hermeco S.A., con $172.798 millones, se ubicaron entre las más vendedoras.

Las opiniones

Julio César Mendoza
Gerente general de Confecciones Caribean

“El crecimiento se debe a la conquista que marcas de ropa extranjera como Zara y Forever 21 han tenido en el país. También a que los retailers traen prendas de China”.

Nassif Kamlé
Gerente general de Telka
“Para esta fecha hay muchos empresarios sin tela. No quisieron comprar en los primeros cinco meses por el alza de la divisa y ahora están sin material”.