La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Que son ideales para el “guayabo” después de la rumba, que mantienen el entusiasmo cuando el cuerpo agotó todas sus reservas, que ayudan a estar despierto en esos casos en los que el café no tiene efecto, o que reponen la energía de la misma forma como se recarga una pila.

Todos estos supuestos beneficios, constantemente comunicados a través de la publicidad, han llevado a las bebidas energizantes, cafeinadas o estimulantes a estar muy bien posicionadas en el gusto de los colombianos.

Según las comercializadoras de este tipo de productos, en el territorio nacional se venden seis millones de litros al año, actividad comercial que deja más de $170.000 millones en facturación.

Datos de la empresa de investigación Raddar, indican que hasta octubre de este año, lo que había movido el negocio de las bebidas energizantes eran $173.000 millones. “Las marcas más compradas en las cadenas de grandes superficies son Vive 100 y Red Bull”, indicó el presidente de firma, Camilo Herrera.

Pero si la cantidad de dinero no parece suficiente, el número de registros de este tipo de productos que hay en el Invima se comporta igual a lo que promete este tipo de bebidas.

La ingeniera de Alimentos del Invima, Claudia Fernanda Calderón, le explicó a LR que del total de registros sanitarios de estos refrescos, existentes en la entidad, 58 están en la categoría de bebidas energizantes, de los cuales 51 están vigentes. Además hay otros 63 registros para bebidas cafeinadas, de los que 46 no han caducado. Por último, hay uno en el nicho de bebida estimulante, el cual corresponde a Tianshi Colombia Ltda., empresa que comercializa las marcas Tiens y Tianshi. “Es importante precisar que la vigencia de los registros sanitarios para este tipo de bebidas es de 10 años”, precisó Calderón.

El caso de Monster
Con el propósito de entender cuánto crece una marca de bebida energizante en Colombia, LR contactó a Carlos Bernal, gerente general de Bebidas Logísticas, la actual comercializadora de Monster y, hace algunos años, la del conocido sello Red Bull. Solamente la bebida Monster, que posee una participación del 6%, le permitió facturar a la empresa el año pasado (a partir del segundo semestre) $5.000 millones, suma que al cierre de 2012 se elevará a $12.000 millones, lo que representa un crecimiento de 65%.

“Dejamos de comercializar Red Bull por las exigencias de la casa matriz, lo que hizo que el negocio ya no fuera rentable ni atractivo para la operación que manejábamos. Adicional a esto, porque la marca con mayor crecimiento a nivel mundial es Monster Energy Drink, donde actualmente es líder en Estados Unidos, México y Canadá”, indicó Bernal.

El auge de las bebidas energizantes fue una de las categorías que ayudó a que las ventas de bebidas en 2011, según la Cámara de la Industria de Bebidas de la Andi, alcanzara el valor de $11 billones aproximadamente.

“Los consumidores ajustan sus preferencias a las tendencias y efectivamente vemos que han ganado participación jugos, té y aguas; sin embargo, el sector como un todo ha venido creciendo, por eso no es tanto que haya sustitución sino una ampliación de mercado”, dijo Santiago López Jaramillo, director de la Cámara.

Un nicho de casi 10 años en el mercado
El negocio de las bebidas energizantes, cafeinadas o estimulantes comenzó entre el segundo semestre de 2002 y el primer semestre de 2003. Esta llegada fue tardía frente a otros países de la región como Chile y Argentina, pues en esos mercados se veían marcas de estos refrescos desde el año 2001. Actualmente, la bebida líder del mercado es Vive 100 con un 64% de participación y un precio más bajo que el costo promedio. Llama la atención que tiene pocos meses en el mercado. “El vertiginoso crecimiento de las energizantes se debe a que son bebidas funcionales, que generan un hábito de consumo por su efecto, como el café lo hace, por ejemplo. Es tanto el auge que hasta los supermercados tienen sus propias marcas de energy drink”, explicó Carlos Bernal, gerente de Bebida Logística. Otra de las marcas que recientemente entró al mercado colombiano fue Maxi Power, que vende Embotelladora Capri.

Las opiniones

Camilo Herrera
Presidente de Raddar

“Las marcas de bebidas energizantes o cafeinadas más compradas en las grandes superficies son Vive 100 y Red Bull”.

Nicolás Salazar
Doctor en medicina familiar en la Clínica San Rafael

“El Invima no distingue si un registro de una bebida cafeinada también posee componentes energizantes, que alteran las sales del cuerpo”.

Santiago López Jaramillo
Director de la cámara de bebidas de la Andi

“El sector ha venido creciendo y por eso existe mercado para todo el universo de productos que las firmas ofrecen para la libre elección del consumidor”.