Con la última adquisición y esta inversión, EPM se convierte en la empresa con mayor representación en este mercado con aproximadamente 35% de participación

Lina Vargas Vega - lvargas@larepublica.com.co

La última adquisición de EPM, CaribeMar, ahora conocida como Afinia, será la empresa encargada de distribuir el servicio de energía eléctrica a Bolívar, Cesar, Córdoba, Sucre y 13 municipios del Magdalena. Para asegurar la continuidad del servicio, altos estándares de calidad y confiabilidad, la empresa invertirá $4 billones durante los primeros cinco años y otro monto igual para el siguiente lustro.

El banco de inversión independiente, Inverlink, asesoró a la empresa durante todo el proceso de adquisición. La inversión total de $8 billones en un periodo de 10 años, será una transacción para el sector energético, y con ella la empresa será capaz de suplir con energía eléctrica a 1,5 millones de clientes y 6 millones de usuarios.

“Luego de más de un año de análisis y evaluación detallada y rigurosa del negocio, que involucró un equipo interdisciplinario conformado por más de 120 personas de EPM y sus asesores, estamos llegando al cierre exitoso de una transacción clave para el desarrollo y la competitividad del país, que permitirá una mejora gradual y continua de la calidad del servicio en la Región Caribe de Colombia, acorde con los altos estándares de EPM”, aseguró Nicolás Gómez, director de Inverlink.

Con esta nueva adquisición, que también fue asesorada por el banco de inversión independiente, EPM se convierte en la compañía de distribución de energía eléctrica más grande del mercado colombiano con una participación aproximada del 35%.

De otro lado, el Consorcio Energía de la Costa, con su compañía Aire, estará a cargo de la operación de Caribe Sol, con 1,21 millones de clientes en Atlántico, Magdalena y La Guajira.