La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Andrés Quintero Vega

Asimismo, una evaluación económica sugiere que estas reducciones en el número de víctimas podrían ahorrar hasta US$143.000 millones entre 2016 y 2030.

En el estudio llevado a cabo por el Laboratorio de Investigación del Transporte del Reino Unido, se tuvieron en cuenta las principales normas de la ONU a propósito de los cinturones de seguridad, protección para impacto frontal y protección para ocupantes en impacto lateral.

“El resultado de este informe es claro, los costos de mejorar los vehículos de la población de América Latina para lograr lo requerido por la ONU es una minúscula fracción de los US$143.000 millones que se ahorran”, afirmó David Ward, secretario general de Global Ncap.

Además María Fernanda Rodríguez, presidenta de Latin Ncap expresó que “este reporte demuestra que se tienen que implementar las regulaciones de la ONU en la región de América Latina. Sabemos que los fabricantes pueden pero no cooperan, los gobiernos tienen que actuar ahora para salvar vidas de sus ciudadanos que merecen los mismos niveles de protección que los estadounidenses o europeos”.