La empresa estableció un protocolo de ocho puntos para evitar el contagio de sus colaboradores

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co

La minera Gran Colombia Gold aprobó una ayuda de $300 millones para abastecer a los hospitales de los municipios de Segovia y Remedios con elementos como oxígeno, mascarillas y camillas. Además, con ese dinero se apoyará a los comités de emergencias de ambas poblaciones.

“Como compañía responsable hemos establecido una serie de actividades que tienen como objetivo proteger la salud de colaboradores, sus familias y las comunidades; la estructura de respuesta a la emergencia para evaluar los riesgos y mitigar los potenciales efectos que una pandemia puede provocar en los empleados y en las operaciones”, indicó la empresa en un comunicado.

Adicionalmente, la empresa habilitó la opción del teletrabajo para todos los colaboradores que vivan por fuera de Remedios y Segovia, y dijo que “los trabajadores que con ocasión de sus servicios se encontraban en estos municipios no pudieron, ni pueden salir a descanso para evitar movilizaciones entre municipios”.

También explicó que creo un protocolo de ocho puntos, entre los que destacan el uso obligatorio de mascarillas y guantes, la verificación de síntomas al ingreso de la planta, la prohibición de reniones presenciales, la instalación de lavamanos portátiles, los cambios en los horarios de los turnos y el reporte a recursos humanos de los colaboradores que estuvieron de viaje.

“Hemos reducido nuestras operaciones con el solo ánimo de poder mantener las posiciones sensibles y críticas de la operación y garantizar la continuidad de la cual dependen los más de 4000 empleados que trabajan con nuestra empresa”, dijo José Ignacio Noguera, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Gran Colombia Gold.