En su aniversario número 10, la fundación compartió datos de sus logros hasta el momento y nuevas metas para 2025 en la educación del departamento

Lina Vargas Vega - lvargas@larepublica.com.co

La Fundación Alquería Cavelier celebra 10 años de labores para mejorar los índices de educación en Cundinamarca. Su objetivo es hacer de este departamento el mejor de América Latina por sus resultados en educación pública y privada y lograr el acceso de más jóvenes cundinamarqueses con limitados recursos económicos a la educación básica y superior de calidad.

En total, 1.738 profesores y directivos docentes y más de 39.000 estudiantes de instituciones educativas oficiales de los municipios de Cajicá, Chía, Zipaquirá, Tabio y Tenjo han sido beneficiados con los programas y becas de este iniciativa.

Hasta el momento, la fundación ya ubicó a 292 estudiantes en las mejores universidades del país, otorgó becas a 34 en el Liceo Francés Louis Pasteur y en el Colegio Los Nogales, ayudó a cinco jóvenes a estudiar en Alemania, España, Estados Unidos y Francia, ya hay 62 egresados becados y 21 hijos de colaboradores de Alquería que recibieron ayudas para completar sus pregrados,

Carlos Enrique Cavelier, presidente de la Junta Directiva de la Fundación Alquería Cavelier y Coordinador de Sueños de Alquería, habló del municipio con mejores rendimientos dentro de la iniciativa. “En este proceso logramos un avance importante en Cajicá y en otros municipios aledaños, logramos que Cajicá fuera el municipio con mejor educación de Colombia y estamos expandiendo esto al resto del departamento con el apoyo del Gobernador. En este proceso hemos invertido unos $25.000 millones en becas y programas educativos, además hemos conseguido otro monto igual de municipios, universidades y la Fundación Nutresa. Así queremos mejorar la educación pública en Cundinamarca”.

Para lograr beneficiar a los cundinamarqueses, esta entidad buscó alianzas con más organizaciones dispuestas a aportar a la educación. Por su parte, la Fundación Alquería Cavelier invirtió $25.791 millones, se implementaron $17.111 millones de recursos públicos, mientras que los aportes de las universidades, el Liceo Francés y la Fundación Nutresa fueron de $7.203 millones.

Además, se han realizado más inversiones de otras instituciones para apoyar a los cuatro programas de la iniciativa: Mejoramiento de la Calidad Educativa, Integración Lingüística , Fondo Excelencia Académica y Talentos Excepcionales. Este último busca identificar niños en escuelas rurales con altas capacidades cognitivas para mejorar sus procesos educativo.

“La fundación tan solo es un canal, un camino, una ruta hacia un futuro mejor. Para 2025 esperamos ser la fundación con mayor incidencia en Cundinamarca, por nuestro foco en el mejoramiento de la calidad de la educación pública y el fortalecimiento del talento joven de la región”, concluyó el Coordinador de Sueños de Alquería,.

Durante 10 años, la fundación ha trabajado de la mano de la Gobernación de Cundinamarca, las alcaldías, colegios y universidades de alta calidad para construir país por medio de la educación de este departamento.