La empresa admitió que conspiró para fijar precios, amañar licitaciones y asignar mercados para la venta de hormigón premezclado

Reuters

Argos USA LLC, una unidad de Cementos Argos, ha admitido que conspiró para fijar precios, amañar licitaciones y asignar mercados para la venta de hormigón premezclado, y ha acordado pagar US$20 millones como parte de un trato, dijo el lunes Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Lea el comunicado oficial aquí.

La empresa con sede en Georgia y otras compañías de concreto fueron acusadas de haber organizado la conspiración repartiendo el mercado en la costa de Georgia, así como coordinando cartas de aumentos de precios y el cobro de recargos por combustible, dijo el departamento.

En un comunicado, Argos dijo que la infracción fue cometida por "un pequeño grupo de antiguos empleados de una pequeña oficina de ventas local" que se unieron a la compañía cuando adquirió otra empresa.

Argos señaló en un comunicado que su dirección "no participó ni aprobó la conducta, que se llevó a cabo en contravención de las políticas de la empresa".

Argos es la segunda empresa acusada en la conspiración, dijo el departamento.

"La fijación de precios, la asignación de mercados y la manipulación de licitaciones no sólo no son éticas, sino que son ilegales", dijo el fiscal general adjunto Makan Delrahim en un comunicado.