La empresa es la mayor productora de polipropileno del país, material usado para empaques de comida, tapabocas y jeringas

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Esenttia, filial de Ecopetrol que se dedica a la producción de materias primas para la industria del plástico, anunció que priorizará el mercado nacional para abastecer los sectores de alimentos y salud, con el fin mitigar la emergencia causada por el Covid-19.

Juan Diego Mejía, presidente de la empresa, habló sobre cómo el polipropileno se usa para insumos médicos y los planes de reciclaje que tienen.

¿Cuál es la iniciativa de Esenttia para el Covid-19?
Esenttia suministra materias primas que utilizan nuestros clientes para fabricar productos que sirven para solucionar muchos de los problemas que se tienen en materia de salud y alimentarios a causa del Covid-19. Fabricamos polipropileno que se usa en los tapabocas, trajes médicos, jeringas, dispensadores de geles anitbacteriales, así como empaques de alimentos que garantizan la sanidad. Casí 60% de lo que producimos se exporta, pero, por la crisis, decidimos priorizar el mercado local.

¿El plástico es la primera línea de defensa?
Los empaques y envases son la primera línea de defensa, así como las telas médicas. No se podría llevar los alimentos a la gente y muchos instrumentos quirúrgicos se fabrican con estos materiales. Hay un gran reto de producir mucho más porque la demanda es muy alta. Es una línea de defensa importante en esta situación.

¿Cómo han visto la dinámica en la demanda?
Nosotros estamos produciendo a tope. Somos una compañía exportadora, 60% del producto se va a más de 20 países. Lo que decidimos ahora es darle prioridad al mercado nacional y específicamente a estos sectores que están más activos como salud y alimentos y bebidas. Los desechables, que habían disminuido, volvieron a usarse más que antes, por los servicios a domicilio y la personas lo usan por higiene.

LOS CONTRASTES

  • Daniel Mitchell Presidente de Acoplásticos

    “La industria plástica tiene algunos rubros con alta demanda en estas épocas, como aquellos relacionados con la salud o con las cadenas de alimentos”.

¿Qué proyectos tienen este año?
Aprobamos un proyecto para construir una planta en Bogotá para reciclar plástico e integrarlo en el comercio. Es una planta con capacidad de más de 10.000 toneladas/año. Es un paso para demostrar que el plástico no es un deshecho, sino que se puede reutilizar. La inversión es de US$5 millones, que será la primera de varias que contemplamos.

¿Qué hace la empresa para evitar los residuos?
Los residuos se crean en la parte final de la cadena. Nosotros generamos la materia prima que va a empresas que lo transforman en botellas, envases, etc. Luego va a los comercializadores y al cliente final. Ahí está la clave. La empresa trabaja en esta etapa con el concepto de economía circular. Trabajamos con los gremios, ministerios y entidades locales para trabajar en temas de pedagogía para que los deshechos se puedan reutilizar.

¿Tienen proyectos puntuales en la crisis?
Apoyamos varios proyectos. Uno al que le tengo mucha fe son partes para respiradores. Hay otro que son uniformes médicos. En estos ayudamos con las materias primas. La demora para salir al mercado son las regulaciones y las aprobaciones del Invima, pero los decretos han puesto celeridad a este tipo de proyectos. En momentos como este, las reglas del negocio deben ajustarse para aportar al bienestar de todos los colombianos.