Hyundai espera una reactivación lenta del sector y apostará por vehículos híbridos. En el segundo semestre hará tres lanzamientos

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

El sector automotor ha sido uno de los más afectados por la pandemia. En abril, las ventas cayeron 98,9% al comercializarse solo 217 vehículos. En junio, luego de las reaperturas de sectores en mayo, comenzó a mostrar indicios de una recuperación.

Iván Peña, presidente de NeoHyundai, indicó que para aumentar las ventas han tenido que ingeniar soluciones digitales y que en segundo semestre lanzarán tres vehículos con el objetivo de dinamizar el mercado. Frente a las medidas que debe tomar el Gobierno, señaló que un día sin IVA no funcionaría y que las entidades del Estado deben operar a la misma velocidad que los negocios.

¿Qué tanto disminuyeron las ventas en el transcurso de la pandemia?
Vale la pena hacer un recuento sobre la situación de la industria. Este año empezamos con un pronóstico de ventas de entre 270.000 y 280.000 unidades. Los dos primeros meses de 2020 tuvieron un desempeño por encima de lo estimado. La industria creció 13% en el bimestre enero-febrero. Podíamos ver que el mercado llegaría a las 300.000 unidades. Sin embargo, súbitamente en marzo entramos en cuarentena y todo cambió dramáticamente.

Solo en marzo, el mercado cayó 40%, en abril estuvo en cero. En mayo nos reactivamos y en junio el mercado lleva un acumulado de 38% de caída. Comparado con el primer semestre del año anterior se habían vendido 116.000 unidades, este semestre no se superó las 73.000. Hemos perdido cerca de 40.000 unidades. Históricamente la industria es muy sensible a los altibajos económicos.

¿Y cómo se vio impactada la empresa?
Este año era muy importante para nosotros. En 2019 cerramos con 5.600 unidades vendidas, con una participación de mercado superior a 2%. Este año, en el cierre de primer semestre hemos logrado vender apenas 1.200 unidades. Esto se debe no solo a la pandemia, sino a un problema que arrancó en enero con la imposibilidad de venta de vehículos de servicio público que se acogían a la exención del IVA. El decreto que oficializaba esto se demoró y salió a finales de febrero, con lo cual apenas estuvimos vendiendo un portafolio importante hasta el 20 de marzo. Para cierre del año esperamos vender un volumen cercano de 4.000 unidades.

¿Cuáles son los servicios o productos que han lanzado para sostenerse?
Durante la pandemia apenas pudimos abrir concesionarios a finales de mayo. Todavía es compleja la atención física para los clientes. Además, solo podemos atender luego del mediodía y sufrimos la falta de tráfico de personas en las vitrinas. El negocio ha fortalecido la atención digital. Es ahí donde se dan los mayores esfuerzos. También hemos implementado rigurosamente los protocolos de bioseguridad.

¿Qué tanto han avanzado en la venta por internet?
Las herramientas digitales no son lo único en lo que se debe trabajar. También en el cambio de cultura de las personas encargadas de la atención al cliente. Hasta antes de la pandemia, lo que quería un asesor comercial era que el cliente le llegara a la vitrina. En un segundo plano quedaban los contactos digitales. Además de las herramientas digitales que implementamos, hay que hacer entender a la fuerza de venta que se debe trabajar a través de la asesoría digital.

¿Se superó el problema con el distribuidor anterior?
Esta empresa superó el problema en 2016, cuando finalmente hizo un acuerdo mercantil con el anterior distribuidor. Ese tema está superado. El caso Mattos tienes unas implicaciones en otras instancias en las que nosotros no tenemos nada que ver.

¿Cuáles son las expectativas con venta de taxi?
Antes de la masificación de las plataformas digitales para transporte público individual, efectivamente los taxis tenían una mayor participación en el mercado. Como consecuencia de las aplicaciones efectivamente el segmento disminuyó. Tenían una participación cercana a 4% del mercado global, ahora es de 2%. Es un mercado en el que el cliente es altamente conocedor de la calidad de producto. Este año somos los líderes del segmento, el año pasado estábamos en la segunda posición.

¿Cuál es la apuesta con vehículos híbridos?
Es importante dar a conocer el por qué no se ha masificado el uso de vehículos eléctricos y básicamente tiene que ver con el precio. Un automóvil particular eléctrico no cuesta menos de $90 millones, ese mismo vehículo no eléctrico cuesta $40 millones. Los híbridos, por su parte, tienen un motor de combustión y baterías eléctricas. También son más costosos. Sin embargo, por la pandemia y la importancia del medio ambiente, se van a popularizar los vehículos híbridos. Si bien tienen un costo superior al de combustión, tienen un ahorro importante en combustible. Actualmente tenemos un modelo y el otro año lanzaremos dos más al mercado.

Fenalco propuso un día sin IVA por sectores e incluye al sector automotor, ¿le parece válido?
El viceministro de Hacienda fue claro en que un día sin IVA no podría ser extensivo al sector vehicular, al menos que se vuelva a establecer un Estado de Emergencia para poder cambiar la ley. Si suponemos que el día sin IVA para carros es el primero de octubre, todos esperarían a comprar ese día. Y si es así, cómo podríamos a atender a todos los clientes. El IVA en vehículos es de 19%, si un bien como un carro está por encima de los $40 millones, el ahorro es tan importante que creo que las personas esperarían hasta el primero de octubre. Eso lo que nos generaría es una muerte súbita. Ese esquema del día sin IVA no funciona para el sector.

¿Qué medidas podría tomar el Gobierno?
El Gobierno puede explorar, por ejemplo, dar la oportunidad que se venden sin IVA modelos anteriores desde un año determinado. No es necesariamente un día, sería un determinado número de unidades. De las peticiones de Fenalco es importante el hecho de que el Fondo Nacional de Garantías avale los créditos de los vehículos.

No es secreto para nadie que las financieras se han puesto muy estrictas en la concesión de créditos. Una vez que concretamos negocios, los créditos no se conciben porque la exigencia de la banca es muy dura.

¿Han tenido problemas logísticos en las importaciones?
En materia logística no ha habido inconveniente. Lo que no está funcionando bien son los procesos de matrícula y eso nos afecta. El pedido es que todo el proceso gubernamental se empiece a mover a la misma velocidad de los negocios.

¿Cómo le afecta a la empresa el alza del dólar?
Afecta todo el sector. Los ensambladores locales logran 40% de las materias primas en el país y 60% está relacionado con moneda extranjera. El dólar cerró el año cerca de $3.300 y llegó en los peores momentos a más de $4.000. Se ha mantenido entre los $3.700 y $3.800. El impacto se ve reflejado sobre la mercadería que llega y no sobre la que había. Ante 14% de devaluación, los precios de van a tener que subir.

EL PERFIL
Iván Peña es ingeniero mecánico de la Escuela Politécnica Nacional de Quito, con estudios de logística en la Universidad Adolfo Ibáñez en Santiago de Chile. Ingresó a la industria automotriz en 1989 en una ensambladora en Ecuador y posteriormente llegó a Colombia en 2001 como gerente de operaciones de Metrokia. Con más de 30 años de experiencia en el sector automotor, Peña inició una nueva etapa como presidente de NeoHyundai este año y tiene como objetivo posicionar la marca como una de las líderes.