Los firmantes del documento cuestionaron que se lleven a instancias judiciales controversias que nunca fueron tratadas directamente

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

A través de una carta al gerente general de EPM, Álvaro Rendón, el Consorcio CCC Hidrotuango solicitó a la empresa retirar la solicitud de conciliación presentada ante la Procuraduría por un monto de $9,9 billones.

"Esta convocatoria, al igual que las imputaciones de responsabilidad que ustedes hacen en contra del Consorcio resultan inusitadas, por decir lo menos, y contradicen la conducta de EPM observada hasta ahora con respecto al contrato, dado que ningún requerimiento ni cuestionamiento ha existido con relación a la construcción de la GAD y al contrato en general", dice la misiva, firmada por Braulio Saraiva Jr, representante legal del Consorcio CCC Ituango; Miller Soares Rufino, representante legal de CC Infra SA; Juan Luis Aristizabal, representante legal de Constructora Conconcreto; y Juan Felipe Hoyos, representante legal de Coninsa Ramón H. SA.

"Contrario a lo anterior, han existido expresiones claras de reconocimiento por la labor realizada por el Consorcio CCC Ituango, labores que, dicho sea de paso, impidieron que se materializara la destrucción de la presa y el proyecto, evitando lo que hubiese sido la peor catástrofe en la historia del país", agregaron los firmantes.

El documento recordó que EPM ha pedido a las empresas que integran el consorcio que siga cumpliendo con sus obligaciones contractuales en el desarrollo del proyecto de Hidroituango, lo que "sólo puede entenderse si existe la respectiva confianza en la calidad del trabajo realizado, (...) pues no de otra manera se entendería que, si de parte de EPM existieran dudas frente a nuestra idoneidad o la creencia de que incurrimos en un incumplimiento tan grave como el que hoy nos están imputando, nos hubieran encomendado la ejecución de las actividades de recuperación del proyecto".

En ese sentido, los firmantes anotaron que si ben respetan el derecho de cada parte a acudir instancias judiciales para la resolución de controversias, "entre las partes no ha existido hasta ahora ninguna muestra de una controversia relacionada con los incumplimientos que ahora nos están siendo imputados, y como muestra de ello cabe resaltar que no se ha activado ninguno de los mecanismos de apremio o sanción que incorpora el contrato, razón de más para cuestionar firmemente que EPM adopte de manera abrupta una posición que va en contravía de sus previas y comience a endilgarnos (...) un supuesto incumplimiento que nunca había sido tratado de manera directa durante la ejecución contractual".