La clínica también está contribuyendo a aliviar el esfuerzo financiero, científico y administrativo del distrito con la implementación de UCI

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

En Colombia, casi el 60% de la salud está a cargo de IPS privadas, a las que en su mayoría se les adeudan grandes sumas de dinero por parte de las EPS. Pero a pesar de esto muchas han puesto como prioridad la inversión en materia de preparación, prevención, empleo y liderazgo para fortalecer al personal médico y mejorar la salud de todos.

"Es el momento de que las clínicas y hospitales adopten medidas básicas para la prevención intrainstitucional y así garantizarle al personal médico y pacientes un correcto y seguro ambiente. Es por eso que nosotros como prestadores del servicio estamos obligados a realizar estrategias para enfrentar la pandemia cuidando de nuestro personal médico, dignificándolos y por supuesto construyendo las condiciones para la recuperación y el trato de los pacientes", dijo el doctor William Aristizábal Fernández, presidente de Unips (Unión de IPS de Colombia).

Según el balance de la agencia  AFP aproximadamente esta pandemia ha cobrado la vida de 154.000 personas en el mundo, con un estimativo de 2.251.690 contagiados , es por eso que mientras el Gobierno colombiano anticipa el giro de $2,1 billones, correspondientes a recursos presupuestales para el sector de la salud durante todo 2020 los cuales deberían ser girados en el mes de abril y comienzos de mayo; clínicas privadas sacan de su patrimonio el capital para hacerle frente a este enemigo común.

Entidades como la Clínica Medical, no solo está adecuando las salas de cirugía para poder atender pacientes con covid-19, sino también, con una inversión de más 6.000 millones está protegiendo a los 1.300 funcionarios  de sus tres sedes y a más de 150 médicos, dotando a todos sus empleados de implementos de seguridad, poniendo en marcha las duchas post-turno, reforzando el servicio humanizado y ampliando no solo las 163 camas de hospitalización sino que adicionalmente extendiendo las camas de UCI de 45 a más de 70,  contribuyendo también a aliviar el esfuerzo financiero, científico y administrativo del distrito para la implementación de las 2.000 UCI que necesita la capital.

"Es así como muchos organismos de salud no solo se han unido para desafiar esta coyuntura, sino también se han comprometido con la vida de los pacientes y más aún con la estabilidad económica, laboral y de bioseguridad de los funcionarios del sector, ejecutando acciones como: “el recambio de aire en cada habitación teniendo el control de entrada y salida de este para reducir el riesgo de contagio; asimismo brindando implementos de seguridad personal para todos los funcionarios como máscaras mosco, trajes anti-fluidos, mascarilla convencional, mascarilla N95, visor facial, guantes, entre otros", afirmó la doctora Sandra Gallo Arenas, sub-gerente de la Clínica Medical.