La EPS espera lograr la autorización para ampliar su red a Cundinamarca y Boyacá. En la actualidad, cuenta con 1,1 millones de afiliados

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Luego de cuatro años y cuatro meses bajo medida de vigilancia por parte de la Superintendencia de Salud, la EPS del Distrito, Capital Salud, podrá realizar afiliaciones nuevamente. La Supersalud emitió una resolución en la que levantó esta restricción, “en aras de mejorar y optimizar su operación”, y según el gerente general de la entidad, Iván David Mesa, dependiendo de la habilitación que reciban, podrían afiliar para fin de año 100.000 usuario adicionales.

“La meta no solo se limita a la afiliación de nuevos usuarios en las dos sucursales en las que ya estamos, que son Meta y Bogotá, sino en la posibilidad de solicitar a la Superintendencia Nacional de Salud la posibilidad de ampliar la habilitación para afiliación a toda Cundinamarca, ya que mucho de nuestro usuario reside en Soacha, e inclusive llegar a otro departamento como Boyacá”, mencionó Mesa.

Actualmente la EPS cuenta con 1,1 millones de afiliados entre el régimen contributivo y el subsidiado, de ellos, 897.527 (80,94% del total) se encuentran en Bogotá, y 211.370 (19,06%) en el Meta. Además, 94,2% de los usuarios de la EPS están por el régimen subsidiado, lo que equivale a 1,04 millones de usuarios.

La Supersalud destacó que la EPS ha venido mejorando sus indicadores financieros, pues en 2015 la empresa reportaba pérdidas por $600.000 millones, y el año pasado reportó solamente pérdidas por $42.717 millones. “Esperamos que este año logremos cerrar en pérdidas de $20.000 millones, y alcanzar el punto de equilibrio en 2021, de ahí en adelante esperamos continuar un poco mejor”, aseguró Mesa.

La Superintendencia también destacó el hecho de que Capital Salud tenía pendiente por capitalizar $197.000 millones aprobados por el Distrito, pero en diciembre ingresaron $90.916 millones. Adicionalmente, el gerente de la EPS destacó que parte de este mejoramiento en las cifras se deriva de que la administración pasada inyectó a través del Plan de Desarrollo $417.000 millones. Si bien no todos los recursos se alcanzaron a desembolsar, la alcaldía de Claudia López ya se comprometió a desembolsar alrededor de $106.000 millones que habían quedado pendientes.

“La EPS venía en búsqueda del levantamiento de la medida de vigilancia especial desde hace varios meses. Que haya un levantamiento parcial es muy importante, porque desde el punto de vista financiero los ingresos corresponden directamente a la UPC (Unidad de Pago por Capitación), que es la compensación que recibimos por cada uno de los usuarios”, mencionó Mesa.

Según el gerente general de Capital Salud, la imposibilidad de realizar afiliaciones durante el tiempo que determinó la entidad de control implicó la perdida de 150.000 usuarios, lo cual se reflejó también en una afectación en ingresos, en la capacidad de ampliar cobertura y en limitaciones en la capacidad de atención.

LOS CONTRASTES

  • Iván David MesaGerente General de Capital Salud

    “La imposibilidad de realizar afiliaciones durante el tiempo que ordenó la medida de vigilancia implicó la pérdida de 150.000 usuarios, lo cual es una afectación en ingresos”.

  • Germán Guerrero GómezDelegado para las Medidas Especiales de la Superintendencia de Salud

    “Esta decisión se presenta porque la Superintendencia evaluó el esfuerzo que ha venido haciendo la EPS para avanzar en su fortalecimiento y su recuperación patrimonial”.

Con el fin de seguir avanzando en el cumplimiento de los requerimientos que ha hecho la Superintendencia, Capital Salud viene adelantando también un Plan de Mejoramiento y Fortalecimiento, con 15 canales de trabajo, en los que destaca el cambio del modelo de atención, especialmente en el ámbito de las subredes; cambios a nivel de la plataforma tecnológica y el sistema de información, para lo cual se invertirán $5.000 millones, así como la unificación de las sedes cinco administrativas en una, con el fin de reducir costos.

Otro punto que destacó la Supersalud es que la EPS viene atendiendo las recomendaciones de la firma contralora que se le asignó desde la entidad de vigilancia, SAC Consulting S.A.S., y adelantando gestiones encaminadas al fortalecimiento del proceso de auditoría integral, de conciliación de glosas y aplicación de pagos.

Medida de vigilancia seguirá por tres meses

A pesar de que la EPS recibió una autorización para volver a afiliar usuarios, la Supersalud ordenó prorrogar hasta el 26 de mayo de 2020 la medida preventiva de vigilancia especial, teniendo presentes los avances realizados por la EPS durante 2019. “Esperamos que en tres meses se dé el levantamiento total de la medida de vigilancia”, aseguró Mesa, quien dijo que confía en que las acciones que viene llevando a cabo la entidad prestadora de salud en cumplimiento con los requerimientos de la Superintendencia se materialicen en ese fin.