La entidad advirtió que 21% de los laboratorios adscritos no cuentan con disponibilidad de insumos para procesar pruebas

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Un informe de la Superintendencia de Salud dio a conocer que en este momento hay por lo menos 30.470 muestras de covid-19 que se encuentran pendientes de procesar. La entidad detalló que se están presentando carencias de insumos, así como tiempos de respuesta lentos.

En concreto, del volumen total de pruebas pendientes, 82% se concentra en los laboratorios de Compensar calle 63 (10.267), Idime (3.509), Clínica Colsanitas (2.674), Compensar calle 26 (1.816), Universidad del Rosario (1.703), Citisalud (1.284) y Colcán (1.067) de la ciudad de Bogotá; así como en el de Sura de Medellín (2.619).

De acuerdo con el estudio, los 65 laboratorios que operan en el país tienen una capacidad de procesamiento de 19.592 muestras diarias. No obstante, en promedio utilizan 75% de esa capacidad, es decir, 14.625 muestras diarias.

"La Supersalud verifica uno a uno los reportes que le llegan cada 15 días de los laboratorios autorizados y los compara con la información que le reportan al Instituto Nacional de Salud, para poder detectar las malas prácticas y las inconsistencias en este procesamiento de muestras que retrasan la entrega de resultados a los usuarios y así poder actuar de manera inmediata", dijeron.

Las pruebas represadas, tal y como lo advirtió la Superintendencia de Salud,  han afectado la oportunidad en la entrega de resultados por parte de las EPS, principalmente a Compensar (4.699), Famisanar (4.451), Sanitas (2.469), Sura (2.619), Nueva EPS (976), Mutual Ser (618) y Coosalud (557).

A estos resultados se suma que el informe encontró que la mayor capacidad de procesamiento de pruebas se concentra en Bogotá, con 55%, seguido de Antioquia, con 22%; Atlántico, con 5%; y Valle del Cauca, con 4,5%. 

Frente al tiempo de entrega de resultados, el promedio está en tres días, pero se evidenciaron tiempos extremos hasta de 72 días. "Otra conclusión es que 21% de los laboratorios adscritos no contaban con disponibilidad de insumos para realizar el procesamiento de pruebas covid-19 en los siguientes 15 días", explicó la Supersalud.