Afirmó que la calificación de Grado de Inversión de Colombia, al nivel BBB-. No obstante, revisó la perspectiva de estable a negativa

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

La agencia calificadora Standard and Poor’s redujo la perspectiva de Colombia de estable a negativa debido a los riesgos existentes. Sin embargo, confirmó la calificación en moneda extranjera en BBB-.

Esto, según la calificadora, se debe a la reciente caída de los precios del petróleo, junto con el impacto negativo global del Covid-19. Estas situaciones han debilitado el perfil externo de Colombia lo que, a su vez, ha derivado en menores ingresos por exportaciones y un déficit de cuenta corriente más amplio, que elevan las preocupaciones sobre las expectativas de crecimiento económico.

“Colombia tiene rating BBB- por S&P y redujo el outlook de estable a negativo como lo habíamos previsto. Nos mantenemos en grado de inversión pero con una reducción y quedamos en especulativo. Fitch nos tienen en BBB, notas arriba del último escalón de grado de inversión”, dijo Julián Cárdenas, analista de Protección.

Además, la calificadora afirma que en un escenario negativo, se podrían bajar las calificaciones soberanas si los shocks externos perjudican las perspectivas de crecimiento del PIB, contribuyendo al empeoramiento de las finanzas públicas, o si estos se traducen en riesgos adicionales a la liquidez externa de Colombia.

LOS CONTRASTES

  • César AriasDirector General de Crédito Público

    “Mantener nuestra calificación de grado de inversión y continuar diferenciándonos favorablemente son factores fundamentales para los inversionistas”.

“Podríamos revisar la perspectiva a estable si políticas oportunas y adecuadas estabilizan la economía, sostienen las perspectivas de crecimiento del PIB, limitan el incremento de carga de deuda neto del gobierno general y contienen los riesgos sobre la liquidez externa”, sostiene el informe de la calificadora.

De igual manera, S&P resaltó la larga tradición de manejo prudente de la macroeconomía colombiana, la flexibilidad de la política monetaria y cambiaria, y una respuesta oportuna y adecuada de las autoridades a la emergencia mitigan parcialmente el incremento en los riesgos externos.

“Mantener nuestra calificación de grado de inversión y continuar diferenciándonos favorablemente frente a las economías de otros mercados emergentes son factores fundamentales para que la deuda colombiana continúe siendo atractiva para los inversionistas internacionales y mantengamos nuestro acceso privilegiado a los mercados a costos de financiamiento competitivos”, manifestó César Arias, director general de Crédito Público y Tesoro Nacional.