Los sectores más afectados, como el gastronómico, revelaron que al momento se han cerrado definitivamente 22.000 establecimientos

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

La preocupante cifra de desempleo que presentó hoy el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, es el reflejo de la realidad que acompaña al país. Y aunque la mala noticia es generalizada, lo cierto es que el sector turístico y de restaurantes son algunos de los más golpeados.

Según cifras del gremio gastronómico, Acodres, hasta el momento se han perdido 169.000 empleos directos, pero en cuanto al sector turístico, los reportes también son alarmantes, pues este era un rubro de la economía que venía creciendo a gran escala. Según Gustavo Toro, presidente de Cotelco, son 110.000 empleos directos que están en riesgo por cuenta de la pandemia; en las agencias de viaje, la pérdida también es dramática. Según cifras de Anato, van 600.000 contratos suspendidos.

"Esta pérdida se ha dado por el cierre definitivo de 22.000 establecimientos gastronómicos, se mantienen 369.000 empleos suspendidos y 18.000 trabajadores se encuentran operando por cuenta de la opción de domicilios. Es un gran golpe para la industria. Las mujeres representan 58% de los trabajadores de la industria, y la pérdida de este personal es muy difícil, casi imposible de reponer", afirmó Henrique Gómez París, presidente de Acodres.

Aunque hay posibilidades de que se reactiven gradualmente estas industrias, las pérdidas serán muy significativas. "No queremos imaginarnos cómo será el impacto en el trabajo informal. En la medida que la reactivación sea pronta, los empleos se recuperarán de esa misma manera", señaló Paula Cortés, presidenta de Anato.

Cabe resaltar que el Gobierno aún no ha dictado medidas que puedan dar el impulso para estos sectores, pues hasta el momento solo los restaurantes tienen permiso para operar, solamente bajo la modalidad de domicilios.

Sin embargo, por el lado del turismo el panorama es diferente, pues aún no se habilitan las rutas ni terrestres, ni aéreas en el territorio nacional, lo cual sigue dejando en pérdidas en todos los subsectores que lo componen.