.
LABORAL La primera propuesta de los sindicatos es subir el salario mínimo entre $74.500 y $88.500
martes, 22 de agosto de 2017

Aunque el salario mínimo se define en diciembre, las discusiones y propuestas ya comenzaron a ser parte de la agenda

Jhon Guzmán Pinilla - jguzman@larepublica.com.co

Este año la discusión del salario mínimo para 2018 comenzó, por lo menos, tres meses antes de lo previsto. Además, promete extenderse más de lo debido, ya que existe la propuesta de llevar la discusión a febrero o marzo, con el fin de tener más elementos de discusión y cifras consolidadas.

Hasta el momento, la única propuesta es la que dieron a conocer los sindicatos a LR. Por un lado, la Confederación General de Trabajadores (CGT), liderados por Julio Roberto Gómez, indicó que la cifra de incremento salarial debería ser 10%.

Esto quiere decir que, teniendo en cuenta que el salario mínimo para 2017 es $737.717, el aumento sería de $74.509.

“Continuamos discutiendo miserias, en caso de que el incremento del salario sea por inflación, que para este año sería 4,1% (cifra proyectada por el Gobierno Nacional) más un punto no llega ni siquiera a $40.000 el incremento. Por eso insistimos en que debería estar por lo menos cinco puntos por encima de la inflación”, agregó Gómez.

Entre tanto, la propuesta de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT) es más ambiciosa, ya que piden que el incremento sea de 12%, lo que representaría $88.526, una diferencia de $14.017 con la cifra de la CGT.

Francisco Maltés Tello, miembro ejecutivo de la CUT, dijo que “el incremento mínimo del salario debería ser la inflación causada, más la productividad, que sería entre uno o dos puntos porcentuales y 5% adicional, para mi sería 12%”.

Maltés agregó que se debe acabar con la “mezquindad de los empresarios” y que el salario debería subir para que se reactive la demanda y el gasto en la economía colombiana.

LOS CONTRASTES

  • Leonardo VillarDirector de Fedesarrollo

    “Es importante que la discusión no gire en el plano político. Hay que considerar los impactos importantes en el frente fiscal”.

  • Julio Roberto GómezPresidente de la CGT

    “No podemos seguir discutiendo miserias, tenemos que pedirle más a los empresarios y que se beneficie a los trabajadores”.

Anif también dio a conocer la recomendación de lo que debería subir el salario mínimo. En un comentario económico la entidad destacó que la cifra no debería ser superior a 4,5%. Esta cifra "que resulta de sumarle a la inflación (4,2%) unas ganancias de PL del 0,3% (según lo arriba explicado)".

La Asociación indicó que de ser así, el salario mínimo se elevaría de los actuales $737.700/mes a los $779.900/mes. Un mayor incremento del SML tendría el riesgo de mermar la buena generación de empleo que se ha tenido durante 2017, debido a las rigideces estructurales del mercado laboral colombiano.

Para los expertos y los gremios, la discusión es prematura, además está politizada desde que el expresidente Álvaro Uribe decidió pronunciarse en un foro sobre minería argumentando que: “yo diría bajen impuestos, den estabilidad y subamos el salario mínimo, subámoslo con fuerza, simultáneamente, es mejor pagar salario que pagar impuestos y eso crea un equilibrio”.

Para Carlos Arias, analista político de la Universidad Externado, “el escenario electoral va a ser que la puja sea más larga y difícil, porque los sindicatos se pueden acoger en los candidatos de la oposición”.

En esto coincide Leonardo Villar, director de Fedesarrollo, quien afirmó que ojalá la decisión no esté afectada por consideraciones de “tipo electoral teniendo en cuenta las elecciones de 2018”.

Además, Villar agregó que “las ideas a favor de aumentar el salario mínimo son comprensibles, pero el problema es que en un país en donde más de la mitad de la población ocupada (22,8 millones de personas) gana menos del salario mínimo en la práctica, aumentarlo de manera grande puede conducir a estimular la informalidad y a dejar más gente por fuera del cumplimiento de las normas. Además, hay impactos importantes en el frente fiscal”.

Por el lado de los empresarios, la mayoría de los gremios consideró que en este momento es apresurada la discusión, por lo tanto no se atrevieron a dar una cifra de incremento del salario mínimo.

Guillermo Botero, presidente de Fenalco, dijo que “el sector empresarial fija siempre una posición unificada, no hemos conversado con ninguno de los otros gremios (...) se va a definir teniendo en cuenta los criterios de siempre que es la inflación causada, inflación esperada, los eventuales incrementos de productividad y contribución del trabajo a la productividad colombiana”.

Jonathan Malagón, vicepresidente de Asobancaria, afirmó que “confiamos en que este año podamos llegar a un acuerdo tripartito en beneficio de todos los colombianos y reiteramos que la vía de la concertación continúa siendo la óptima”.

¿Por qué se debe llevar el debate hasta marzo?
No es la primera vez que se propone por parte de los sindicatos llevar el debate hasta marzo. La idea, según la Central Unitaria de Trabajadores y la Confederación General de Trabajadores, es tener más elementos de discusión y no fijar el salario por decreto y de afán. En caso de cumplirse esta petición, los empleadores deberán pagar el retroactivo del salario a los empleados cuando se llegue al acuerdo. La idea de los sindicatos y gremios es llegar a un acuerdo y que no se firme como decreto.

MÁS DE ECONOMÍA

Hacienda 23/06/2021 Gobierno afirma haber alcanzado récord en incautación de cocaína durante 2020

Antes de finalizar el año, los gobiernos de Colombia y EE.UU, se reunirán nuevamente para llevar a cabo el Diálogo de Alto Nivel

Hacienda 22/06/2021 En mayo, la deuda del Gobierno Nacional Central aumentó a 61% del PIB proyectado

Según las cifras del Ministerio de Hacienda, en ese mes la deuda bruta sumó $668,4 billones, 16,1% más que en mayo de 2020

Hacienda 24/06/2021 Cae la confianza del consumidor en mayo por tercera ola de covid-19 y los bloqueos

El indicador retrocedió tres puntos porcentuales frente al dato de abril, ubicándose en 27,5%, el más bajo desde julio de 2020

MÁS ECONOMÍA