Los protocolos van desde la llegada del pasajero a las terminales aéreas hasta su desembarque y salida en el lugar de destino

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

El Gobierno Nacional presentó el Protocolo de Bioseguridad para la operación de vuelos domésticos de pasajeros, que deberá ser implementado por los aeropuertos y las aerolíneas que sean autorizadas en desarrollo de los Planes Piloto para la conectividad esencial, con el objetivo de disminuir el riesgo de transmisión del virus covid-19 en estas actividades.

De acuerdo con la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco, en la elaboración de este Protocolo de Bioseguridad, que comenzó a ser construido desde el mes de marzo, participó un amplio equipo técnico de expertos de la Aeronáutica Civil, en coordinación con el Ministerio de Transporte. Este equipo analizó, revisó y diseñó todas las acciones que se implementarán en el desarrollo de la operación aérea a partir del mes de julio.

En ese sentido, Orozco destacó que “en muchas de las reuniones donde se revisó el protocolo participaron representantes de los operadores aéreos, los concesionarios y gremios del sector. Con sus aportes, dieron gran valor al diseño del mismo”.

Algunas de las medidas contenidas en la Resolución 1054 del 27 de junio de 2020 del Ministerio de Salud y Protección Social y que deberán ser implementadas en los aeropuertos del país y por parte de las aerolíneas autorizadas para el desarrollo del Plan Piloto para la conectividad aérea esencial están dirigidas a los pasajeros antes del vuelo.

Según se indica, los pasajeros deberán llegar con dos horas máximo de anticipación a la hora prevista de su vuelo, y con su chequeo electrónico listo para evitar demoras y congestiones; además, deberán llevar solamente equipaje de uso personal, bolsos o morrales pequeños que pueda ser guardados debajo de la silla del pasajero.

Por otro lado, se hará control de temperatura para todas las personas que ingresan a un aeropuerto y a la llegada de los vuelos. Se usarán termómetros que no conllevan contacto físico y así mismo, los responsables de operar los aeropuertos autorizados para la primera fase de la reactivación garantizarán y harán la desinfección y limpieza de todas las áreas, salas de abordaje, áreas públicas, entre otras, como lo establecen los protocolos de bioseguridad.

En lo que respecta a los vuelos, al interior de los aviones no se prestará servicio a bordo, y se pedirá a los viajeros no utilizar sistemas de entretenimiento a bordo como pantallas, teléfonos móviles, entre otros. En lo posible no se deberán usar los baños de las aeronaves.

Así  mismo, según lo dio a conocer el Gobierno Nacional, todo el personal de los aeropuertos y las aerolíneas estarán capacitados  para identificar a tiempo situaciones de riesgo biológico y poder reaccionar de forma adecuada y activar el protocolo de riesgo biológico.

Según el Director de la Aeronáutica Civil, Juan Carlos Salazar, a partir de este momento la implementación del Protocolo de Bioseguridad será objeto de vigilancia por parte de la entidad en lo que compete a sus funciones, adicional a las tareas de las Secretarías de Salud de los territorios.