El gerente de EPM dijo que la compañía debe apostarle a la movilidad eléctrica.

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

En la rendición de cuentas de EPM, el Alcalde de Medellín, Federico Guiérrez, indicó la importancia de la compañía como motor de desarrollo al transferir $1,2 billones en 2018 pese a la contingencia de Hidroituango.

"Gran parte de los recursos con los que hacemos inversión social llegan a través de EPM. El año pasado, las transferencias fueron históricas. Fue el año más difícil de la compañía, pero en el que se obtuvieron las mejores utilidades", manifestó Gutiérrez.

Y es que a pesar de la contingencia presentada en la presa, la directora de la Junta Directiva de EPM, Claudia Jiménez, manifestó que la compañía logró el año pasado ingresos por $16,3 billones, lo que representa un crecimiento de 9% respecto a 2017. Además, el Ebitda llegó a $5,1 billones, es decir, tuvo un alza de 8% frente al mismo periodo del año pasado, y la utilidad neta fue de $2,3 billones, lo que implicó un aumento de 7%.

Por su parte, el gerente de la compañía, Jorge Londoño de La Cuesta, indicó que todavía falta mucho por hacer para que EPM llegue a todos las familias pues a día de hoy uno de cada 25 hogares no está recibiendo el servicio. "Tenemos mucho por hacer, hemos venido mejorando mucho, pero nos quedan por lo menos 5 o 6 años para lograr 100% de cobertura", indicó.

Respecto a la calidad del aire, Londoño manifestó que hay que seguir apostándole a aumentar la participación de vehículos eléctricos en la ciudad. "El problema del aire en Medellín tiene solución y pasa por EPM que somos los proveedores de energía y gas. Si logramos que la movilidad se de con soluciones de gas y de energía el material particulado va a bajar para que no haya alerta roja", explicó.