La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Solano Vargas - msolano@larepublica.com.co

En la tercera reunión sobre el salario mínimo entre el Gobierno, los gremios y los sindicatos, se conoció que la propuesta unificada que llevaron los empresarios a la mesa de concertación salarial de 3,5% se basa en las cifras reportadas hasta el mes de noviembre, entre ellas la expectativa de que el Producto Interno Bruto (PIB) crezca 4,8%, el dato de productividad del 0,71% y la proyección del Dane de una inflación de 2,77%. Con la oferta de los gremios el mínimo subiría a cerca de $586.535/mes.

El presidente del Consejo Gremial, Rafael Mejía López, dijo que la posición del sector empresarial tenía que cumplir con la ley, esto implica que se debe tener en cuenta la inflación del año en curso, la productividad, la inflación proyectada, así como, la participación del salario en el PIB. Además, Mejía afirmó que el país tenia que entender que la crisis en otras regiones como en el caso de la Unión Europea o en Estados Unidos tenía un efecto en Colombia, por lo que, los empresarios querían proteger el ingreso y el futuro de las pensiones de los afiliados.

Por su parte, los sindicatos se mostraron inconformes y propusieron inicialmente que el incremento fuera del 6%. Al respecto, Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT) dijo que “creo que el doctor Rafael Mejía está desfasado en la posición del 3,5%, es una propuesta inaceptable para el movimiento sindical. Nosotros lo que vamos a hacer es reunirnos con las centrales obreras para llegar con una cifra unificada el próximo miércoles, además, con los análisis de tipo económico”.

Guillermo Botero, presidente de Fenalco, expuso que las condiciones de este año han sido diferentes a las del 2011, empezando por el último mes, que para él, fueron abiertamente negativas, por ello, espera que en diciembre siga la tendencia. Botero aseveró que “en términos de que sea 2,5% la inflación con una productividad del 0,71, el 3,5% no es una mala oferta, es una oferta que tiene racionalidad”.

Lo más probable es que este año no haya consenso, pues las propuestas están alejadas en más de 3 puntos y los sindicalistas no quieren que el alza sea menor al 5%.

La opinión

Guillermo Botero
Presidente de Fenalco

“En la medida en que la inflación en Colombia continúe abiertamente baja, los incrementos del salario mínimo son bajos; en época de inflaciones altas los incrementos son altos”.