Alimentos represados, escasez de insumos y fallas en el abastecimiento de combustibles afectan a la economía de Nariño, una de las despensas agrícolas del país

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Tras 26 días de paro indígena, el Gobierno organizó una nueva Comisión para tratar de mermar las protestas. En esta ocasión, los jefes de las carteras de Comercio, Defensa, Agricultura y Transporte, se desplazaron hasta Pasto (Nariño) para conversar con empresarios y ciudadanos, pues aunque los bloqueos son en el Cauca, entre 80% y 90% de las pérdidas se concentran en Nariño, según la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) y Fenalco.

“La mayor afectación se ha dado en Nariño. Si se suman los impactos en el agro, las pérdidas pueden estar por el orden de $80.000 millones y Nariño es cerca de 80% o 90% porque ahí es donde está la mayoría de la producción de papa, leche y trucha”, aseguró Jorge Enrique Bedoya, presidente de la SAC.

De acuerdo con la Cámara de Comercio de Pasto, el sector lácteo, que genera 96.000 empleos directos en el departamento, produce al día un millón de litros y reporta pérdidas de $800 millones diarios. “Al ser un producto con condiciones de almacenamiento muy bajo, los productores han tenido que derramarla porque las normas impiden que se regale el producto por temas de sanidad”, explicó Arturo Fidel Díaz, presidente ejecutivo de la entidad, quien resaltó que 60% de la producción del departamento se despacha.

Otras cifras que reporta la C. C. de Pasto también refieren que cerca de 300 toneladas diarias de papa no están siendo comercializadas, y que varios insumos como fertilizantes no llegan a la región. La SAC, así mismo, asegura que 5.200 pequeños productores de trucha no están recibiendo concentrado para alimentar los peces que comercializarán en Semana Santa.

Además, la Cámara tiene otras cifras como la disminución de 60% en los pasajeros que se movilizan por la ruta Pasto- Cali diariamente, a razón del alza en los pasajes como resultado del desabastecimiento de combustibles. Según Díaz, también se están presentando problemas en el transporte de cilindros de gas (GLP) para las cocinas. “El abastecimiento de combustible está afectando, incluso, la recolección de basura diaria. Hay suministro solo para cuatro o cinco días máximo, y en adelante, se volverá un problema más complejo”, aseguró.

LOS CONTRASTES

  • Arturo Fidel DíazPresidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pasto

    “Nariño no tiene otra opción. Así las vías estén en mal estado, en el Cauca pueden conectarse con el Huila o el Valle, pero acá solo dependemos de la Panamericana”.

  • Camilo Romero GaleanoGobernador de Nariño

    “Nariño es una despensa para el resto del país y todos los sectores se han visto afectados. Quienes no conocen el territorio dirían que el más afectado es el Cauca”.

La construcción también se ha visto impactada. Mientras que el departamento reporta un uso habitual de 100.000 bultos de cemento al mes, solo quedan 5.000 unidades en reserva. Por otro lado, la Concesionaria Vial Unión del Sur, encargada de la ejecución del proyecto vial 4G doble calzada Rumichaca - Pasto, anunció que las obras se congelarán por el paro indígena.

“La economía de Nariño, al igual que la del Cauca, está muy afectada, es una catástrofe”, aseguró Octavio Quintero, presidente de Fenalco.

Minagricultura concertó con los Awá Unipa
Tras la jornada de diálogo de ayer, el ministro de Agricultura, Andrés Valencia, logró establecer una hoja de ruta con los indígenas de la comunidad Awá Unipa para dar cumplimiento a compromisos en materia de vivienda, proyectos productivos y acceso a tierras. Entre septiembre y enero de 2020, se construirán 900 viviendas y posteriormente se edificarán 1.300 adicionales. Así mismo, la cartera se comprometió, por medio de la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), a dar viabilidad a tres proyectos y se estableció un plan de trabajo para la ampliación de resguardos, la señalización de los mismos.