• Agregue a sus temas de interés

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co

Un reciente estudio hecho para el Departamento Nacional de Planeación (DNP) revela que los trancones le cuestan a los colombianos 2% del PIB cada año, es decir, unos $16 billones anuales y $43.800 millones diarios. Para ponerlo en contexto, con ese dinero se podrían construir la primera línea del metro de Bogotá.

Adicionalmente, el informe revela que los colombianos pasan 20 días al año metidos en los trancones, y de acuerdo con el miembro del Global Green Growth Institute, Darío Hidalgo, “el traslado promedio de Bogotá es de 67 minutos, es decir, que la gente gasta 37 minutos por día por encima de la media. En el caso de Bogotá se concluyó que son siete millones de horas perdidas, y para el resto del país, cuatro millones de horas”.

Por si fuera poco, el director del Observatorio logística, movilidad y territorio de la Universidad Nacional, Stalin Rojas, aseguró que hasta 10% del costo total del transporte de carga en las principales ciudades se debe a los trancones, y el exalcalde de Bogotá, Paul Bromberg, indicó que por los problemas de movilidad, los estratos bajos de la población se ven obligados a gastar hasta 20% de su salario en transporte.

El informe indica además que en los próximos tres años ingresarían a las calles de las principales ciudades cerca de un millón de carros nuevos, y la situación podría empeorar, ya que mientras en las principales ciudades del país hay un carro por cada seis habitantes, ese promedio en Europa es de un automóvil por cada 1,5 habitantes, lo que indica que aún hay espacio para que las ventas de carros se incrementen.

Para mitigar estos problemas de movilidad, el DNP indicó que hará inversiones por $7,9 billones hasta 2020.

Dentro de las posibles soluciones que propone el departamento está invertir en ciclorrutas y mejorar los sistemas de transporte público. “La gran meta es lograr que la mayor cantidad de gente posible en estos cuatro años pase del transporte privado y de la moto al transporte público y a modos sostenibles como la bicicleta y viajes a pie”, asegura el director del DNP, Simón Gaviria.

Sin embargo, Bromberg, señaló que esas inversiones que promete el gobierno solo sirven de amortiguadores al problema de movilidad. “El tema del trancón es serio, y dramático en ciudades como Bogotá. Los sistemas de transporte están en crisis, porque fueron diseñados para estar en crisis, se les pusieron cargas que no podían asumir. Ese es un problema que no se resuelve con una inversión, sino con una serie de medidas y obras que hagan atractivos y sostenibles los sistemas de transporte público”, indicó.

Finalmente, Rojas aseguró que, a parte de las inversiones públicas, hace falta un trabajo de cultura ciudadana sobre el uso del carro particular y ayuda de las empresas para distribuir la movilización población trabajadora en diferentes horarios.

Un estudio no tan pesimista de Fenalco
En noviembre del año pasado, Fenalco también presentó un estudio sobre cuánto cuestan los trancones. De acuerdo con el documento, la afectación es de 0,5% del PIB, unos $3,9 billones anuales. Aunque estas cifras son un poco más optimistas, el problema de la movilidad, sobre todo en Bogotá, sigue siendo grave. Para el exalcalde de la ciudad Paul Bromberg, el principal problema de la capital radica en que no se están haciendo las obras necesarias, y medios de transporte publicitados, como las bicicletas, no son aptos para Bogotá.

Las Opiniones

Paul Bromberg
Exalcalde de Bogotá
“El problema de los sistemas de transporte público no se resuelve con una inversión,sino con una serie de medidas y obras quelos hagan atractivos y sostenibles”.

Simón Gaviria
Director del DNP
“La gran meta es lograr que la mayor cantidad de gente posible en estos cuatro años pase del transporte privado al transporte público y a modos sostenibles como la bicicleta”.