Según el Dane, este estudio tiene como objetivo medir los cambios en la estructura de los costos de bienes y servicios que forman parte de estos procesos.

Adriana Carolina Leal Acosta

De acuerdo con el Índice de Costos de las Campañas Electorales (Icce) realizado por el Dane, los gastos asociados a esas actividades variaron 2,93% en 2019 frente a los registrado en 2018.

Según el documento, esta fue la cifra más baja registrada desde 2012, cuando la variación fue de 2,16%. Sin embargo, luego de eso, la tendencia se había mantenido al alza de manera gradual, hasta que en 2015 llegó a 5,76%.

Luego, en 2016 la variación respecto al año anterior fue de 5,46%; en 2017 de 4,81% y en 2018, de 2,95%.

Según la entidad estadística, este estudio tiene como objetivo medir los cambios en la estructura de los costos de bienes y servicios que forman parte de las campañas electorales, tomando como base la información de ‘Cuentas Claras’ del Consejo Nacional Electoral “y algunos índices de precios y costos que produce el Dane, tales como Índice de Precios al Consumidor, Índice de Costos de Construcción de Vivienda, Índice de Costos de Construcción Pesada, Índice de Costos de la Educación Superior e Índice de Costos del Transporte de Carga”, explican en el informe.

Cabe recordar que en las jornadas electorales del año pasado se eligieron a 1.101 alcaldes, 32 gobernadores, 418 diputados, 12.603 concejales y 6814 ediles, lo que requirió la organización de 107.919 mesas de votación en todo el territorio nacional. En cuanto a la reposición de votos, se calcula que el presupuesto máximo pagado habría sido de $68.380 millones, dado a todos los candidatos que consiguieron al menos 4% de sufragios.