.
ECONOMÍA Los combustibles arrastraron la caída de 3,8% de las importaciones en el primer bimestre
miércoles, 22 de abril de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co

En el segundo mes del año, el sector de las importaciones de combustibles y productos de industrias extractivas sufrió un fuerte revés, ya que cayó 64,1%, al pasar de US$911,2 millones en febrero de 2014 a US$327,5 millones en el mismo mes de este año. Adicionalmente, cuando se observan las cifras de los primeros dos meses de 2015, se ve que las compras de estos productos pasaron de US$1.674,4 millones en 2014 a US$859,3 millones para el mismo periodo de este año. (Lea: Exportaciones caerían 21% en 2015, y las importaciones bajarían 17,9%)

En cuanto a los demás sectores, las importaciones de productos agrícolas subieron, en el primer bimestre, de US$930,2 millones en 2014 a US$1.053,8 millones este año. Adicional a esto, las compras externas de manufacturas crecieron, al pasar de US$7.223,3 en enero y febrero del año pasado a US$7.553,1 millones en el mismo periodo de 2015. 

Para el director del programa de Finanzas y Comercio Exterior de la Universidad de La Salle, Marcel Hofstetter, este indicador es preocupante, debido a que la caída en las importaciones de combustibles puede ser la puerta de entrada a algo mucho más grave. “Es preocupante que no se importen combustibles, porque eso implica que Colombia puede estar en la frontera de una recesión. Eso podría ser el primer síntoma. Me deja una duda fuerte sobre la magnitud que de la desaceleración que va a experimentar la economía colombiana durante el resto de este año”, aseguró. 

Por su parte, el docente de la Universidad Nacional Jorge Iván Bula, indicó que esta caída en las importaciones es especialmente preocupante por la manera como se mueven las mercancías en el país. “En la medida en que una parte del transporte de las mercancías en el país se hace por vía terrestre, sin duda eso puede afectar la movilidad de mercancías y también el desempeño de las industrias que necesitan el combustible como su fuente primordial de energía”, indicó. 

Adicionalmente, Bula aseguró que este declive en las importaciones de combustibles podría traer problemas con el precio de la gasolina, debido a una probable escasez en el bien, lo que a su vez podría volver a traer problemas como el del paro de los transportadores de este año. 

Sobre los motivos que llevaron a las exportaciones a caer, ambos expertos coinciden que los precios altos del dólar pudieron haber influido en el fenómeno. “Es el efecto esperado de la tasa de cambio. Una tasa de cambio alta sin duda que desestimula a las importaciones”, indicó Hofstetter, y Bula agregó que “pienso que la caída puede deberse a la tasa de cambio, que aunque ha bajado, como siempre hay un rezago en los procesos de importaciones”. 

Con los resultados expuestos en este bimestre, el déficit comercial del país llegó a US$3.037,9 millones. Para el director ejecutivo de Fedesarrollo, Leonardo Villar, esta situación del déficit comercial de Colombia se va a seguir presentando durante algún tiempo. “El país aumentará su déficit externo fuertemente. Se vio el año pasado que el déficit de cuenta corriente fue de más de 5% del PIB, y para este año, aunque creemos que caerán las importaciones, el déficit en cuenta corriente sería de cerca de 6% del PIB, y eso solo se corregirá con el tiempo, de manera gradual, en la medida que sigan cayendo las importaciones y suban las exportaciones”, indicó.  

Adicionalmente, Villar explicó que la debilidad de las exportaciones colombianas seguirá arrastrando la recuperación del sector externo. “Las exportaciones a nuestros vecinos están estancadas, y la recuperación de las ventas externas a otros países desarrollados, como Estados Unidos, va a tomar un tiempo importante, porque son tan pequeñas, que aunque crezcan rápidamente, no compensarán la caída en el precio del petróleo”.  

Finalmente, indicó que esta caída en las importaciones que se está viendo puede tener efectos inmediatos en la industria, debido a que en el periodo de la apreciación del peso, parte del sector manufacturero se volvió importador. “Muchas industrias se habían hecho importadoras. Ante la devaluación, el impacto de muy corto plazo es negativo. Por supuesto, la industria en conjunto vuelve a reasignar sus prioridades, pero esas cosas no se hacen de un día para otro. Tiene que hacer muchas cosas, que son procesos que tardan años”, aseguró el director de Fedesarrollo. 

Importaciones de azúcar, segundas que más caen
Además del resultado negativo que tuvieron las exportaciones de combustibles en el primer bimestre de 2015, las de azúcares, preparados de azúcar y miel también presentaron una gran disminución (34,7%). De hecho, fue el único capítulo en el grupo de productos agropecuarios, alimentos y bebidas que tuvo un desempeño negativo. Otros de los capítulos que cerraron en rojo frente a 2014 fueron los artículos manufacturados diversos (2,9%).

Las opiniones

Marcel Hofstetter 
Dir. de Finanzas y Comercio Exterior de La Salle 
“Me preocupa mucho que no se importen combustibles, porque ese podría ser el primer síntoma de que la desaceleración es muy fuerte”.

Jorge Iván Bula
Docente de la Universidad Nacional
“La caída en las importaciones de combustible preocupa porque muchas de las mercancías del país se mueven por medios terrestres”.

MÁS DE ECONOMÍA

Salud 25/07/2021 Llegan 3,5 millones de dosis de Moderna donadas por el Gobierno de Estados Unidos

Este sábado, las autoridades de salud de Colombia detectaron la presencia de la variante Delta en un ciudadano ubicado en Cali

Transporte 27/07/2021 Si el Concejo no aprueba el rescate, la continuidad de TransMilenio estaría en riesgo

El proyecto de rescate social que se discute en el Concejo busca destinar $1,1 billones para garantizar el funcionamiento de TransMilenio.

Energía 26/07/2021 Colombia registró los niveles de demanda energética más altas en toda su historia

El pico se produjo el miércoles, jueves y viernes de la semana pasada, donde hubo un consumo nacional de hasta 220 GWh/día

MÁS ECONOMÍA