Presidente de la República, Iván Duque, firmó el decreto que da vida al fondo. Anunció que en 2020 sacarán un conpes que creará la hoja de ruta del sector a 2030.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Hacienda y de Agricultura, dio vía libre al decreto que crea oficialmente el Fondo de Estabilización de los Precios del Café. La iniciativa, que aún está a la espera de la reglamentación y de la firma del contrato, tendrá como objetivo adoptar mecanismos necesarios para estabilizar el ingreso de los productores del café.

El Fondo nacerá con un presupuesto de $193.000 millones. Funcionará como una cuenta especial del sector y será administrado por la Federación Nacional de Cafeteros. Así, a través de un contrato suscrito con el Gobierno Nacional, ayudará a los caficultores en momentos en los que los precios del grano sean muy bajos.

“Hay que ver cómo de manera creativa somos capaces de aumentar ese Fondo y de crear las herramientas que nos permitan proteger el ingreso (...). Ahora sigue la reglamentación y la firma de contrato. El Fondo iniciará a partir de enero de 2020”, explicó Roberto Vélez, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros.

La creación de este instrumento permitirá que cada productor se beneficie de los mecanismos de estabilización hasta por 70% de su capacidad productiva. No obstante, para recibir dichas ayudas, los empresarios deberán estar debidamente registrados en el Sistema de Información Cafetero (Sica).

Al firmar el decreto, el Ministerio de Hacienda ratificó que las fuentes de recursos del Fondo vendrán del Presupuesto General de cada año, así como los aportes que puedan salir del Sistema General de Regalías. “Quiero decirle a los cafeteros que este instrumento se fortalecerá en el tiempo y será una herramienta para impulsar los rendimientos de los productores”, concluyó el presidente de la República, Iván Duque, en medio de la clausura del 87° Congreso Nacional de Cafeteros.

Con el objetivo de continuar impulsando este sector, el mandatario también ratificó que antes del primer semestre de 2020 saldrá un Conpes que pueda definir la hoja de ruta a 2030. Según Duque, este documento se centrará en seis puntos principales, que no solo serán para fortalecer la productividad del sector, sino también para reducir la estructura de costos y promover al país en más mercados internacionales.

“El año pasado estábamos pasando por momentos difíciles. Teníamos que superar los 14 millones de sacos, y les digo algo: este año cerraremos con 14,3 millones de sacos. Eso demuestra que este objetivo se ha cumplido”, concluyó.

Otra de las promesas que se lanzaron en la clausura del Congreso Cafetero fue la de creación de un Conpes para mejorar la sanidad e inocuidad. Se trata de un documento que permitirá aumentar el acceso a los mercados internacionales con mecanismos que permitan mejorar los controles de los sacos. No obstante, aún el Gobierno revisará si este tema lo incluye en un gran documento que le prometió Duque a los caficultores.