Especiales La República

Proyecto de Historia de la Información Económica


El Proyecto de Historia de la Información Económica busca identificar durante las seis últimas décadas (1954-2014) los hechos, noticias y decisiones financieras, empresariales y de política pública que han formado la estructura económica del país.

Dos de las economistas más importantes del país señalan que la Nación debe enfocarse en reactivar la demanda y generar más empleo

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

A pesar de que el país nunca ha tenido a una mujer encargada del Ministerio de Hacienda, Colombia cuenta con varias economistas que han estado al frente de la toma de decisiones y de la creación de políticas públicas.

Algunos de los nombres más recordados en esta lista son los de María Mercedes Cuéllar, ex codirectora del Banco de la República, ex viceministra de Hacienda y exdirectora de Planeación Nacional; y también el de Cecilia López, exministra de Ambiente y Agricultura, y también exjefe del Departamento Nacional de Planeación.

Estas economistas son las protagonistas de esta entrega del informe especial que LR ha venido trabajando sobre las ideas para que el país recupere la senda de crecimiento en el futuro, y parte de sus respuestas se concentran en la imperiosa necesidad de que el país genere puestos de trabajo para reactivar la demanda.

Por un lado, Cuéllar dijo que para la recuperación la vivienda y la construcción deben ser claves, además profundizó sobre la tarea que tiene el país de crear un nuevo sistema pensional y un subsidio de desempleo.

Precisamente sobre la necesidad de crear puestos de trabajo, López señaló que se deben cuidar las condiciones de los trabajadores y que el Gobierno Nacional debería crear los empleos de emergencia, para así darle una mano a la población informal que está en la calle.

Ambas destacaron que la tributaria de la que ya se habla debe ser más equitativa, con nuevos impuestos, e incluso, Cuéllar habló de un tope sobre los ingresos brutos.

María Mercedes Cuéllar

“Se debe crear un seguro amplio de desempleo”

María Mercedes Cuéllar fue ministra de Desarrollo Económico, directora de Planeación y ex codirectora del Emisor. Para la recuperación propone estimular la demanda y generar empleo, además de modificar el sistema pensional.

¿Cuál es su principal propuesta para la recuperación económica?Esencialmente estimular la demanda. En especial, por productos donde se genere más empleo, como es la construcción, tanto de vivienda como de infraestructura, o las exportaciones. Esta mayor demanda debe estar acompañada del impulso a la oferta mediante amplia disponibilidad de liquidez y crédito a tasas reducidas. En esta ocasión, por fortuna, a diferencia de lo ocurrido en la crisis de 1999, el ambiente ha sido radicalmente distinto. Este ha sido de proveer ampliamente liquidez a la economía a tasas reducidas. Estas políticas deben mantenerse hasta que se dé reversa a las tendencias depresivas de la producción.

¿Cómo superar el aumento de la deuda y el exceso de gasto futuro?
Sobra decir que, bajo cualquier escenario, tan pronto se logren controlar los efectos de la pandemia, es indispensable reducir el gasto extraordinario que se creó por cuenta de ella. Ahora bien, para superar el problema de la deuda es fundamental que el aumento de los impuestos que probablemente se requieran, sea coherente con políticas que impulsen el crecimiento de la economía y no atenten en contra de la generación de ahorro. Ese crecimiento, que debe superar el del costo de la deuda, a pesar de que no va a ser fácil por el ámbito proteccionista prevaleciente en el mundo, debería tener sesgos a favor de las exportaciones de bienes y servicios. En ese escenario la tasa de cambio pasa a ocupar un papel trascendental.

¿Cuál cree que debe ser la fórmula para combatir el desempleo y mejorar en este indicador?
La forma de combatir el desempleo es impulsando actividades que generen demanda. En ese marco creo que, como consecuencia de la pandemia, se va a presentar un ajuste en los precios relativos y es importante que frente a ese ajuste las decisiones de política no tiendan a impedirlo, ni a inducir el encarecimiento del factor trabajo. Al contrario, este debería reducirse. También creo en extender los plazos de los créditos y facilitar el endeudamiento privado para evitar en lo posible la destrucción del tejido empresarial. Algo de ese corte está diseñando el gobierno de Duque con base en vigencias futuras.

¿Cómo califica el manejo fiscal de la pandemia de parte del Gobierno?
Ha sido razonablemente bueno. El problema está en que no se sabe cuánto va a durar la pandemia, ni cuánto va a terminar costando. Por fortuna, ya parece existir consenso de que no se pude seguir teniendo paralizado al país y qué hay que aprender a convivir con el covid. , así todavía no exista una vacuna.

¿Es necesaria una reforma tributaria en el corto plazo?
Se debería hablar de cómo recuperar un equilibrio fiscal coherente con la urgente necesidad de generar empleo y con la atención de estándares adecuados de protección social. Para efecto de esos estándares de protección social es indispensable arreglar el problema pensional. Este, más que regresivo, está diseñado para que muy pocas personas se pensionen. De hecho, en el país, exceptuando Colpensiones, no se ofrecen rentas vitalicias. Frente a este tema y la informalidad laboral, Santiago Levy realizó una propuesta que consiste en avanzar en materia pensional, garantizando un ingreso básico a toda la población a la edad de pensión con cargo al Presupuesto, eliminando en paralelo esos cobros atados a la nómina. Paralelamente se debe crear un seguro amplio de desempleo.

Una vez definidos los costos de ese tipo de políticas, los recursos tributarios requeridos para su financiamiento deberían buscarse mediante una reforma tributaria que de verdad sea integral, definida para el largo plazo - por lo menos 10 años - y no como se viene haciendo en los últimos 20 años,  una reforma tributaria cada año y medio, en promedio. Esa reforma, en mi opinión, debe girar en torno a parámetros diferentes y novedosos, que garanticen que pueda tramitarse en el Congreso. En el caso del IVA, por ejemplo, quedó incorporada en la última reforma tributaria, una propuesta del representante Alejandro Carlos Chacón, de estudiar el cambio del IVA por un impuesto al consumo que grave a todo el mundo por igual, de suerte que la tarifa pueda ser de menos de la mitad del actual IVA, obteniéndose los mismos o más recursos fiscales por ese concepto . Es posible que sea menos técnico que el IVA, pero el IVA se volvió irreformable políticamente hablando y por la forma como opera no es eficiente ni equitativo.

Creo, además, que los impuestos que se pongan no deberías desestimular el ahorro, al tiempo que girar en torno a parámetros distintos a los vigentes como es, por ejemplo, poner un impuesto sin excepciones al consumo y gravar la Renta Bruta, sin excepciones, en lugar de Renta Neta, con un tope Máximo de los tributos a pagar, incluyendo prediales, del orden de 60% de la renta.

¿Cuál debería ser la hoja de ruta para dejar de depender de los ingresos petroleros?
En ese tema Colombia tiene amplia experiencia del pasado, cuando le economía dependía esencialmente del café. Esa situación que duró más de 50 años hasta la caída del Pacto Internacional del Café en 1990, se basaba en el mantenimiento de una tasa de cambio devaluada, a pesar de los altos precios del café, mediante el ahorro de parte de los recursos originados en las bonanzas cafeteras. De esta manera era rentable producir otros bienes menos competitivos que el café y acceder a los mercados externos. Esa misma política se trató de hacer con los fondos de Estabilización Petrolera, pero sin la disciplina necesaria para evitar la revaluación del peso, por lo que terminó por acabarse con la producción industrial y acentuó la dependencia del petróleo hasta niveles que ya tenían en problemas al país, aún antes del covid.



Cecilia López Montaño

“La tributaria tiene que ser menos inequitativa”

La exministra y exdirectora del Planeación, Cecilia López hizo énfasis en la necesidad de generar empleo y, sobre todo, cuidar las condiciones de los trabajadores. Evaluó las acciones del Gobierno y expuso sus ideas tributarias.

¿Cuál es su principal propuesta para la recuperación económica?
Reactivar primero la demanda y no la oferta como parece ser la prioridad del Gobierno. Las razones son varias: una economía como la colombiana que depende tanto de la demanda interna tiene que asegurar ingresos para la población con el objeto de reactivarla. El problema más grave que enfrenta la economía es la crisis del empleo, pues el desempleo real sería de 30%. La estrategia es crear empleos de emergencia, pues es la única salida rápida para aquellos cuya actividad se realiza en la calle. Para trabajadores formales, apoyos a los sectores de empresas más golpeadas que probablemente son las más pequeñas. Por falta de información no se sabe qué parte de este desempleo obedece a la limitada cobertura de los apoyos estatales a estas y a las empresas unipersonales. Empleo público. Revisión a las Órdenes de Prestación de Servicios, OPS, que representan una proporción muy alta de esos trabajadores; es necesario que el Gobierno informe sobre cuántas se han liquidado y que se puede hacer para reactivar ese empleo público.

¿Cómo podemos superar el aumento de la deuda y el exceso de gasto a futuro?
Sobre la deuda, es imposible frenar su crecimiento porque es el Estado el que debe endeudarse, pero la deuda es un grave problema cuando la economía no crece. Debe haber préstamos de organismos internacionales en condiciones blandas, y gasto público eficiente para asegurar que no se postergue la reactivación de la economía porque la proporción de la deuda puede crecer a niveles críticos.

¿Qué otras ideas tiene para mejorar el empleo?
Evaluar el impacto de las medidas de esta naturaleza tomadas hasta ahora por el gobierno e informarle al país. Conocer muy bien las características de las empresas que generan empleo y con base en ese diagnóstico dirigir apoyos con la condición de mantenerlo. El Gobierno debe transmitir el mensaje de que no va a permitir que la parte débil sea el trabajador en las negociaciones con la empresa. Asegurarse que el mayor empleo no se produzca deteriorando condiciones del trabajo, lo que está sucediendo en muchos casos. Una acción más decidida y transparente del Ministerio de Trabajo para garantizar los derechos de los trabajadores.

¿Cómo califica el manejo fiscal del Gobierno?
Mis preocupaciones son que, más que un equipo económico sólido dentro del Gobierno, para enfrentar una crisis de esta magnitud, lo que hay es un ministro de Hacienda actuando independientemente. Hay serias contradicciones entre el presidente y el Minhacienda sobre temas fiscales, confunden a la población. Falta transparencia sobre cifras oficiales de recursos dirigidos a la pandemia.  lo que dificulta el análisis del panorama fiscal. No hay claridad sobre la institucionalidad para manejar estos recursos lo que conduce a mensajes contradictorios de distintos funcionarios públicos. El desconocimiento de funcionarios del Gobierno sobre la situación real de la población —existencia de vulnerables y de la estructura real de las empresas — ha tenido costos inmensos no solo fiscales sino en el control de la pandemia. Los escasos recursos para sectores informales tanto trabajadores como pequeños empresarios ha tenido un impacto negativo que hoy se reflejan en la crisis del empleo.

Los aciertos han sido haber garantizado la liquidez del sistema financiero que depende de las acciones del Banco de la República, pero el Gobierno es parte de su junta; haber reaccionado aunque tarde y probablemente de manera insuficiente a la necesidad de asumir la responsabilidad de canalizar recursos a la economía y específicamente al sector productivo y trabajadores; haber acudido a créditos de entidades internacionales, espacio que todavía debería evaluar versus deuda de corto plazo. Aunque no es fiscal es un mérito haber avanzado en la bancarización de la población vulnerable.

¿Es necesario una nueva reforma tributaria?
Sin la menor duda, el tema es cuándo. Preocupa que la Misión Tributaria es muy fuerte en lo internacional, pero muy débil en lo nacional cuando sobran economistas colombianos de excelente nivel. El Presidente ha dado mensajes contradictorios que no facilitan la aceptación por parte de la sociedad, de esta necesidad imprescindible. Es fundamental que el país se concientice de que este inmenso endeudamiento se paga con impuestos. El Gobierno ya debería dar la señal de que sería menos inequitativa, especialmente sin subsidios a los sectores y empresas de más altos ingresos, y que su objetivo sería, además, para generar recursos adicionales de manera que se aumente el reducido peso actual de los impuestos sobre el PIB. Ya debe eliminar los subsidios de la Ley de Financiamiento para tranquilizar al país y garantizar más recursos al Estado en estos momentos.

¿Cómo dejar de depender de los ingresos petroleros?
Iniciar el proceso de hacer la postergada transformación productiva de la economía. Enfocarse en la reforma rural integral que empieza por resolver el tema de la concentración de la tierra y aplicar recomendaciones de la Misión Rural del 2015 con los ajustes que sean necesarios. Trabajar en un modelo de desarrollo acorde con las demandas del cambio climático; e incentivar la agroindustria que es la de mayor posibilidad de generar divisas y responder por la demanda interna; incentivar la entrada de nuevos sectores productivos como el de la economía del cuidado que además de generar empleo y dinamizar la economía aceleraría el ingreso de mayor fuerza de trabajo femenina.

LOS CONTRASTES

  • Luis Fernando MejíaDirector de Fedesarrollo

    “En el corto plazo será fundamental la inversión en infraestructura pública. Nuestros cálculos indican que cada $100 de inversión en ese sector jalonan $160 de actividad económica”.

  • Luis Carlos ReyesDirector del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana

    “Hay un acuerdo muy grande sobre la necesidad de quitar exenciones tributarias. Estas solo se mantienen porque hay un beneficiario que políticamente pone un obstáculo para quitarlas”.