Desde el ocho al 25 de marzo la disminución de ingresos asciende a $950.000 millones. Bogotá y Cartagena las más afectadas por la crisis

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Las últimas cifras del sector hotelero en el país muestran que la operación se encuentra paralizada, y por ende la ocupación entró en su punto más bajo, dada la emergencia sanitaria por la que atraviesa el país, según informó la Asociación Hotelera y Turística (Cotelco). Según la entidad, en lo que va corrido de la semana, es decir, del lunes 23 al miércoles 25 de marzo, la ocupación hotelera registró la cifra de 6,4%, ya que cerca del 50% de los hoteles están en parálisis de operaciones.

En valores reales, el gremio reveló que desde el ocho al 25 de marzo la disminución de ingresos asciende a $950.000 millones, siendo las ciudades de Bogotá, Cartagena, Barranquilla, Medellín, las más afectadas. En regiones como Quindío, Magdalena, San Andrés, Caldas, Tolima y Boyacá, la ocupación en los últimos días es en promedio del 0.5%.

Gustavo Toro, presidente del gremio, afirmó que “la drástica disminución de ocupación en los establecimientos de alojamiento y dados los costos fijos, han llevado a que muchos hoteles decidan cerrar temporalmente su operación. Los que siguen abiertos atienden en promedio 2 a 4 huéspedes que realizan su cuarentena. El impacto en el sector será muy grande y la recuperación será muy lenta, por eso, hemos solicitado al Gobierno Nacional medidas adicionales que permitan sacar a flote a la hotelería colombiana y seguir así aportando en empleo e ingresos para las regiones”, dijo.

En cuanto a las regiones, la entidad señaló que, los mayores impactos se ven en las ciudades capitales y las regiones donde el turismo tiene un peso significativo, por ejemplo, en Cartagena de Indias, la caída de ingresos se encuentra en $245.700 millones, Bogotá por su parte disminuye en $152.300 millones, lo sigue Magdalena con perdidas por $100.400 millones y Antioquia en cuarto lugar con $93.200 millones, producto del cese en las ventas de habitaciones, operaciones en alimentos y bebidas, y la cancelación de eventos.

Otros destinos con importantes impactos económicos, a raíz de la situación que se vive, son Valle del Cauca que ha acumulado caída de ingresos por $42.030 millones; Atlántico con $38.210 millones de pesos; San Andrés y Providencia con $28.690 millones; Quindío con $26.340 millones; Meta con $18.550 millones de pesos; otras regiones afectadas son, Risaralda, Tolima y Boyacá, cada una con diminuciones de $17.800, $16.550 y $9.810 millones, respectivamente.