• Agregue a sus temas de interés

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

Por el lado del carbón, se espera alcanzar a final de año un rango de producción de entre 78,5 y 80,5 millones de toneladas, “niveles que estarían por debajo de los observados un año atrás (80,7 millones de toneladas) en 0,3% según las mejores expectativas, y 2,8% según las peores”, explicó el presidente de la Asociación, Santiago Ángel Urdinola. 

Quien añadió que la producción se recuperó levemente este segundo semestre por la eficiencia en costos que implementaron las compañías y por lo que se espera pueda evacuar la operación de Fenoco nuevamente. 

Por el lado de la producción de níquel, que básicamente se genera en Cerro Matoso, y que registró la caída más pronunciada de precios en lo corrido de 2015 (-49%), los resultados serán inferiores a los de 2014. Este año, se espera cerrar con un promedio entre 37.000 y 38.000 toneladas, mientras que el año anterior cerró con 41.200 toneladas. 

Adicionalmente, según Ángel Urdinola, de estar en 37.000, sería la producción más baja de los últimos 10 años. Hasta septiembre, la caída ha sido de 9,1% frente a 2014.  

Sin embargo, y a pesar de la caída de los precios de todas las commodities en lo corrido del año, incluida la del oro (-39%), y que podría llegar a ubicarse por debajo de los US$1.000 la onza, se observa un incremento de la producción de este mineral.  

Para concluir el presidente del gremio señaló que “es un año agridulce para la minería, ya que productos tradicionales de exportación como el carbón y el níquel caen en su precio, lo que afecta la producción y las exportaciones; mientras otros como el oro presentan un crecimiento”.