Colombia cuenta con 10.984 Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y 6.242 están ocupadas; Antioquia y Tolima tienen una situación crítica

Juan Sebastian Amaya

Cuando la pandemia llegó a Colombia, uno de los principales temores del Gobierno y el sector salud era la capacidad instalada de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) para la atención de los pacientes y, con la reacción del sector público y privado, el país pasó de un promedio de 4.000 camas a 10.948.

Este salto permitió que, en el momento más crítico de la emergencia sanitaria, y a pesar de los altos niveles de ocupación, Colombia nunca tuviera sobresaltos para disponibilidad de UCI y, actualmente, la ocupación es de 57%, es decir, de las 10.948 camas con las que cuenta el sistema, 4.742 están sin pacientes y 6.242 ocupadas, según el Ministerio de Salud.

Sin embargo, los departamentos más grandes presentan tasas de ocupación superiores a 65% y las autoridades de salud están a la espera de la reacción ante un eventual nuevo rebrote.

Por ejemplo, Antioquia es la región del país con mayor ocupación (78,3%), seguido de Tolima (72,05%), Valle del Cauca (69,25%), Norte de Santander (69,01%) y Bogotá (68,9%).

Específicamente, de las 1.200 UCI con las que Antioquia cuenta, 940 están ocupadas y 260 disponibles. Bogotá es la ciudad con mayor capacidad instalada, con 2.158 unidades, de las cuales, 1.486 mantienen atención de pacientes y 672 están libres, lo que hace que desde la Alcaldía prevean asumir el pico sin complicaciones.

Entre tanto, Valle del Cauca tiene 1.112 UCI y 770 ocupadas (69,25%); Atlántico cuenta con 816 camas y 322 ocupadas (39,46%); Santander registra 586 unidades y 350 ocupadas (59,73%). Siguen Cundinamarca, con 436 camas y 153 ocupadas (35,09%); Córdoba, con 423 unidades y 209 ocupadas (49,31%); Bolívar, con 400 UCI y 191 ocupadas (47,45%); Huila, con 355 camas y 229 ocupadas; y Norte de Santander, con 342 camas y 236 ocupadas (69,01%).

Juan Carlos Giraldo, director de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (Achc), señaló que el gremio espera que en varias regiones comience el pico de la primera ola o que en otras haya nuevos rebrotes, por lo que, sumado a la primera y segunda fase de expansión interna y externa que se gestó en los primeros meses, los hospitales preparan una nueva expansión externa con el fin de adecuar algunas salas para la implementación de UCI.

“Esto no se comporta de manera simétrica y cada región va llegando con sus propias dinámicas. Ya desarrollamos la capacidad y llegamos al máximo posible, y ahora lo que vamos a hacer es tratar de mirar qué otras áreas tenemos disponibles en las entidades para habilitarlas en eventual caso de aumento de covid y de otras patologías”, destacó.

LOS CONTRASTES

  • Juan Carlos GiraldoDirector de Achc

    “Hay que tener equilibrio entre las medidas individuales, institucionales y la salud colectiva para poder continuar con la atención en las UCI”.

  • Carlos CorredorDirector de Proyecto Rodillo

    “La tendencia en el porcentaje de aumento de casos por día es importante porque permite entender si las medidas tomadas por el Gobierno funcionan”.

El ministro, Fernando Ruiz, recordó que la reciente expedición de la Resolución 1915 asigna recursos que contribuyan a la ampliación de infraestructura y dotación hospitalaria para más de 300 centros de atención en diferentes municipios.

Además, desde la reapertura de varios sectores y el fin del aislamiento obligatorio, Ruiz ha reiterado la importancia de continuar con la prevención y medidas de bioseguridad para no colapsar el sistema ante una segunda ola de contagios.

Por lo anterior, el director del Proyecto Rodillo, que ofrece estadísticas actualizadas diariamente del covid-19 en el mundo, Carlos Corredor, señaló que la tendencia en el porcentaje de aumento de casos por día es importante porque permite entender de forma más inmediata si las medidas tomadas por el Gobierno, gobernaciones y alcaldías han funcionado y si la situación se está controlando.

“Cuando los casos van en aumento y el porcentaje diario de incremento también está creciendo, la situación está fuera de control; en cambio, si los casos están aumentando, pero el porcentaje de alza diario va en descenso, indica que en un par de semanas la curva debe llegar a su pico y comenzar a bajar”, comentó.