.
ECONOMÍA La inversión privada de 2,6% en innovación no es suficiente
viernes, 23 de enero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co

La competitividad en América Latina parece en aprietos. Eso es lo que demuestra el último informe sobre la materia que presentó el Foro Económico Mundial. En el estudio, la región se raja en personal calificado, en inversión en investigación, innovación y desarrollo.

Colombia no es la excepción y obtuvo resultados bastante bajos en el informe en este aspecto. Según el Foro Económico Mundial la inversión que se hace en innovación es de apenas 0,2% del PIB, mientras en otras naciones como Argentina y Brasil, este porcentaje pasa claramente el 0,5%, y el promedio de países de la Ocde es de 2,5%.

El estudio señala que la inversión de las empresas colombianas en innovación es de 2,6% de sus ventas (el promedio de los países latinos es de 2,5%), aunque el dinero que ponen las firmas en investigación y lograr desarrollos tecnológicos no supera 0,2% de sus ventas, mientras en Chile, este porcentaje llega a 1,2%, y en Brasil es de 0,6%.

Estas inversiones en investigación y desarrollo son aún más bajas si se comparan con los países desarrollados, en los cuales las empresas invierten en promedio 3,7% de sus ventas en innovación, y en Suecia, por ejemplo, las compañías destinan 4,5% de sus ingresos a investigación y nuevos desarrollos.

De acuerdo con el director del Centro de pensamiento en estrategias competitivas de la Universidad del Rosario, Saúl Pineda, estas deficiencias se deben principalmente a la baja inversión de las empresas en innovación, comparada con la inversión total que se hace en este campo.

“Cuando uno mira los países de la Ocde, la inversión en innovación la hacen 70% las empresas, y 30% el Estado. En Colombia, lamentablemente, esta proporción está invertida, lo que hace muy difícil que se pueda avanzar en materia de innovación, investigación y desarrollo tecnológico”, explicó.

más tomates a la educación
A este ‘jalón de orejas’ a los empresarios, se le suma el pobre desempeño de Colombia en educación, pues los resultados de las pruebas Pisa y la calificación del nivel del sistema educativo dejaron mucho que desear.

Al respecto de este tema, el estudio resalta que las calificaciones de los estudiantes colombianos en las pruebas Pisa fueron de las peores de la región en ciencias y matemáticas, bastante más mal que el promedio regional, y señala que la calificación general del sistema educativo es de 3,4 sobre siete puntos, ubicándolo en el puesto noventa entre 140 países.

Estos problemas en la educación se deben, de acuerdo con los expertos, a la falta de recursos para el sector. Como lo explicó el director de Fedesarrollo, Leonardo Villar, en el foro que la entidad y la Universidad de los Andes organizaron para discutir las recomendaciones de la Ocde para el país, la inversión per cápita en educación de Colombia es la tercera parte de lo que es en un país miembro del “club de las buenas prácticas”.

Al igual que Villar, el profesor de la Universidad de los Andes Guillermo Perry expresó que en el país se han hecho avances importantes con programas como ‘Todos a Aprender’ o la iniciativa de las 10.000 becas para los mejores estudiantes, pero que no se ha podido hacer mucho por el mejoramiento de la calidad de los docentes por la falta de recursos para este fin.

Estos dineros faltantes para inversiones en materia de educación podrían liberarse del presupuesto de defensa en caso de que haya un proceso de paz, de acuerdo con el vicerrector académico de la Universidad Autónoma, Luis Carlos Guzmán. “La inversión en educación es baja, pero hay que comparar la inversión en ejército. Si uno hace la correlación, el gasto per cápita en defensa es muy alto. Si se llega al éxito en el proceso de paz, va a haber recursos que se podrían liberar del sector defensa para la inversión social. No hay buena educación, porque hay muchas personas marginadas por ingreso, que no tienen cómo mandar a sus hijos al colegio y a ellos hay que llegar con más recursos”, indicó.

Por su parte, Pineda, resaltó que la calidad de la educación aún es insuficiente para el sector productivo. “Colombia tiene rezagos importantes en calidad de la educación. Se ha mejorado en cobertura, pero a juzgar por las pruebas Pisa, tenemos un gran problema en la formación en competencias. Se están formando unas brechas en capital humano, porque la fuerza laboral aspirante y la fuerza de capital activa, no está llegando con las competencias para atender las necesidades de las empresas”, aseguró.

aplausos para la tecnología
Sin embargo, no todo en competitividad está tan mal para el país. El informe destaca que los esfuerzos que se han hecho en el gobierno para mejorar el acceso a internet y a las nuevas tecnologías es más que importante, y resalta los esfuerzos que se han hecho para mejorar la penetración de internet con iniciativas como Mipyme Digital, que han hecho que en 2010 la penetración de este recurso fuera de 7%, y en 2014 llegara a 60%. Al mismo tiempo, dice el estudio, la política pública de manejo de las TIC está creando una cultura en el país alrededor de las nuevas tecnologías.

También, en este aspecto, el presidente Santos explicó recientemente que 98% de los municipios colombianos cuentan hoy en día con conexión a internet de alta velocidad, y la presencia en Colombia de iniciativas como Internet.org beneficiaría inicialmente a ocho millones de ciudadanos con acceso a internet desde dispositivos móviles de baja gama.

Finalmente, el estudio resalta las innovaciones y el conocimiento científico que se están generando desde el sector agrícola, destaca los incentivos que hay para que las empresas se junten con las universidades para investigar y lograr nuevas tecnologías.

Las recomendaciones del documento
De acuerdo con el estudio del Foro Económico Mundial, las acciones que deben tomar los países de la región para lograr una mejora en su productividad son las siguientes: mantener el foco en políticas que establezcan los fundamentales de una economía que funcione, medir la efectividad de estas políticas, alinear las inversiones para que se puedan lograr las prioridades económicas y sociales, incrementar la inversión privada en las habilidades de los trabajadores y en innovación y desarrollo. Además se debería crear un catálogo estandarizado de competencias en investigación, diseñar fondos y esquemas público-privados de investigación, definir e implementar programas de educación y entrenamiento intersectoriales, establecer un fondo regional de investigación e innovación, y permitir el flujo libre de estudiantes.

Las opiniones

Luis Carlos Guzmán
Vicerrector académico de la Universidad Autónoma
“La educación es mala en Colombia porque hay muchas personas marginadas por ingreso. Allí es a donde debe llegar el Estado con mayores inversiones, con más recursos”.

Saúl Pineda
Dir. del centro de pensamiento en estrategias competitivas de U. del Rosario
“El problema en la innovación se debe a la proporción de la inversión para esto. En Colombia, este dinero viene 30% de las empresas y 70% del Estado”.

Espen Barth Eide
Miembro del Concejo Directivo del Foro Económico Mundial
“Estas recomendaciones representan un enfoque colaborativo y concreto para apoyar a líderes de la región en su respuesta a los retos en innovación y desarrollo de competencias”.

MÁS DE ECONOMÍA

Construcción 22/07/2021 Camacol lanzó 'Bitácora Urbana', una nueva herramienta para el análisis geográfico

Con la información suministrada se podrá consolidar y generar nuevas rutas para la coordinación y gestión de políticas territoriales

Hacienda 22/07/2021 Gobierno Nacional aprobó plan de ejecución de Zonas Futuro por $194.500 millones

La intervención se realizará en Arauca; Bajo Cauca y sur de Córdoba; Catatumbo; Chiribiquete; Chocó, y en el Pacífico nariñense

Hacienda 19/07/2021 En mayo la economía creció a una tasa anual de 13,6%, pero cayó 5,8% frente a abril

Las actividades con las mayores contracciones intermensuales fueron las primarias y las secundarias, con caídas de 9,9% y 16,9%

MÁS ECONOMÍA