La variación mensual del IPC presentada es la más cercana a la más baja que se presentó en 2016 durante el paro camionero

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) informó que en junio, último mes del primer semestre, la variación del IPC mensual fue de -0,38, la variación año corrido que iba en 1,5% en mayo ahora en junio quedo en 1,12%, por lo que la variación anual quedo en 2,19%, cifra muy distante al 3,43% que se presentó en el mismo periodo del año anterior.

Estas cifras dan como resultado que la variación anual de este año es la más cercana a la más baja que se presentó en diciembre de 2013, cuando en el dato fue de 1,94%. Así mismo, la variación mensual de -0,38% fue la que más se acercó a las más baja que se dio en 2016, durante el paro camionero.

El director de la entidad, Juan Daniel Oviedo, aseguró que los precios del rubro de la salud (0,33%) y de las bebidas alcohólicas y tabaco (0,21%) presionaron al alza la cifra total, mientras que el resto de los grupos de gasto presionaron a la baja, manteniéndose en negativo.

Un punto que resaltó el director fue que de los datos del mes, el grupo de calzado y prendas de vestir fue el rubro que en su variación estuvo más lejos de cero (-2,06%), lo cual se explica por el efecto del día sin IVA, "una parte de la canasta de prendas de vestir al ser importada también estuvo afectada por los efectos de la devaluación", dijo.

En este sentido, la entidad dio a conocer que según las estadísticas los precios del alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles y prendas de vestir y calzado fueron las principales causantes del dato de inflación negativo que se presentó en junio (-0,38%).

No obstante, según el director, la inflación de este mes también estuvo explicada por una disminución en los precios de los alimentos y específicamente en todas las medidas asociadas con arrendamientos y servicios públicos que el Gobierno ha otorgado en medio de la crisis económica actual.

"El arriendo pesa una cuarta parte del gasto de los hogares colombianos", dijo el director del Dane. Las medidas del Gobierno se han sentido pues la contribución de esta categoría a la variación mensual del IPC pasó de 0,07 (enero) a 0,01 (junio) puntos porcentuales.

En contraste, la división muebles, artículos para el hogar y para la conservación ordinaria del hogar registró una variación mensual de -0,58%, siendo esta la segunda menor variación mensual. En junio de 2020 las mayores disminuciones de precio se reportaron en las subclases: elementos de aseo (-2,08%), productos de limpieza y mantenimiento (-1,81%) y lavadoras, secadoras y lavavajillas (-0,13%). Los mayores incrementos de precio se registraron en las subclases: accesorios eléctricos pequeños (0,85%), otros artículos de decoración (0,80%) y cristalería para el hogar (0,70%).

En términos geográficos se destacó que solo Villavicencio tuvo una inflación positiva de 0,08%, explicada por el aumento de los precios en la tarifa de electricidad, que solo para esta ciudad fue de 28,36%, mientras que para el resto del país fueron muy bajas, cercanas a cero y negativas.

El resto de ciudades presentaron un índice negativo, en el que Pasto e Ibagué representaron los más bajos. El resultado de estas dos ciudades fue de -1,47% y -1,62%, respectivamente. Estas cifras, según Oviedo fueron las causantes de que la inflación mensual llegará al nivel de -0,38%, puesto que fueron muy distantes de cero.

En estas dos ciudades los fenómenos tiene que ver con los servicios públicos, pues según los datos en Pasto e Ibagué el suministro de agua y alcantarillado tuvo reducciones significativas que están directamente relacionadas con el dato final negativo.

En el archivo adjunto puede consultar la presentación que realizó el Dane sobre el índice de precios al consumidor para junio.