A pesar de la perspectiva negativa que sostiene la agencia calificadora, analistas dicen que el anuncio es positivo porque da un plazo de 18 meses para estabilizar las finanzas

Lina Vargas Vega - lvargas@larepublica.com.co

La agencia calificadora de riesgo Standard & Poor’s (S&P Global), comunicó que mantendrá la calificación crediticia de grado de inversión de Colombia en nivel ‘BBB-’ con perspectiva negativa.

La decisión está sujeta a cambio durante los próximos 18 meses de acuerdo con el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB), según lo advirtió S&P Global. “Podríamos revisar la perspectiva a estable en los próximos 12-18 meses si el Gobierno toma medidas para estabilizar la economía, mantener las perspectivas de crecimiento del PIB y fortalecer la política’.

La calificadora de riesgo prevé que el PIB de Colombia en 2021 registre un crecimiento de 5,5%; una visión optimista frente a las proyecciones del Banco de la República que proyecta un 4%.

LOS CONTRASTES

  • Sergio OlarteEconomista principal Scotiabank Colpatria

    “El comunicado fue sorpresivo y positivo, porque esperábamos que el siguiente movimiento de las calificadoras fuera quitarnos el grado de inversión”.

Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, indicó que, a pesar de que hay condiciones y una advertencia, el anuncio es positivo para el país. “El comunicado fue sorpresivo y positivo, muchos analistas del mercado estábamos esperando que el siguiente movimiento de las calificadoras fuera quitarnos el grado de inversión”.

El analista también señaló que la decisión de mantener este grado demuestra que la institucionalidad colombiana continua siendo fuerte. De otro lado, dijo que el anunció de S&P Global le genera más recursos al país para enfrentar la crisis económica generada por el covid-19 y habrá más tiempo para consolidar las fuentes fiscales y después, del plazo de 18 meses, mirar si es realmente necesario bajar o no el grado de inversión.

S&P Global dio alertas sobre aquellas cifras, que de mantenerse, no ayudarán mucho en una próxima evaluación. Una de ellas es la tasa de desempleo, que calculan será de 15,4 % en 2020 y bajará levemente a 14,5 % en 2021, sin posibilidad de reducirla a un dígito en tres años. También destacaron el tema de la deuda, que proyectan en 60% del PIB.

La decisión de S&P Global se da después de que Fitch Ratings bajara la calificación de incumplimiento de emisor (IDR) de largo plazo en moneda extranjera de Colombia a ‘BBB-’ desde ‘BBB’ también con perspectiva negativa en abril de este año.

En su momento, Fitch esgrimió que el debilitamiento de las métricas fiscales clave, causa de la recesión económica. En el segundo mes de confinamiento, la calificadora anunció que esperaba que el déficit del Gobierno Nacional se ampliara a 4,5% del PIB en 2020, frente a 2,5% de este mismo índice en 2019.

Tres meses después, Moody’s anunciaba que mantendría la calificación de Colombia en Baa2, con perspectiva estable.

Moody’s también indicó que futuras mejoras en la calificación crediticia del país dependerán de factores como la recuperación del crecimiento cercano a 3,5%, y agregó que es importante incrementar los ingresos gubernamentales, fortalecer el marco de política fiscal y retornar a una senda decreciente y sostenida de déficit fiscal y endeudamiento público.

Lea el informe completo de S&P Global aquí: SP-Colombia-28oct20

Documentos adjuntos