Prosperidad Social (DPS) acusa que no alcanzan recursos del presupuesto del otro año, especialmente, en transferencias monetarias

Juan Sebastian Amaya

La crisis económica por la pandemia creó nuevos programas sociales con el fin de solventar las necesidades de los más vulnerables y, según el Departamento de Prosperidad Social (DPS), al 14 de septiembre, el Gobierno giró $7,7 billones.

La directora de la entidad, Susana Correa, advirtió ante el Congreso de la República que, para 2021, la necesidad de recursos para los programas de Ingreso Solidario, Jóvenes en Acción (JA), Colombia Mayor (CM), Familias en Acción (FA) y Devolución del IVA, entre otros, aumentará a $10,52 billones, pero el Ministerio de Hacienda planteó un presupuesto de $8,73 billones, es decir, “en el proyecto hay un déficit de $1,83 billones”.

“Los recursos asignados para la vigencia de 2021 realmente no son suficientes (...) el Presupuesto aumentó sustancialmente, pero también los programas”, comentó.

Específicamente, Correa detalló que “$1,79 billones corresponden a la inversión y $51.122 millones a funcionamiento, este último, representado en sentencias, conciliaciones y gastos generales”.

El programa con mayor falta de dinero será el de transferencias monetarias en FA y JA, el cual necesita $3 billones y en la distribución habría $2,40 billones, lo que se traduce en un déficit de $614.053 millones.

Continúa la inversión en infraestructura social, con un presupuesto de $565.000 millones y un déficit de $543.687 millones, para la terminación de proyectos de reactivación social y productiva, Vivienda de Interés Social (VIS) y rural, entre otros.

Por todo lo anterior, la funcionaria le solicitó a los legisladores considerar un aumento en el presupuesto de la entidad para el próximo año, adiciones que se discutirán durante lo que resta del periodo legislativo y, además, cambiar la fuente de financiamiento del programa CM.

“Esto incluye un déficit por fuente de $367.751 millones para Colombia Mayor y lo que queremos es que cambie del Fondo de Solidaridad al total de Presupuesto General de la Nación porque, hoy, ese fondo ya es deficitario por la caída del empleo formal y nos preocupa que nos vayamos a quedar sin recursos para ese programa”.

Al respecto, la senadora María del Rosario Guerra comentó que, para alivianar la situación, junto a otros congresistas, presentó una proposición para el proyecto con la que buscan redistribuir el presupuesto para aumentar los giros en Colombia Mayor (CM), dar recursos al programa Unidos y al de vivienda.

“Distribuir la escasez de recursos es muy complicado. En este caso apoyaremos que el programa CM continúe con sus transferencias monetarias para los adultos mayores; y para el plan Unidos, que está sin recursos y quiere decir que se acaba, no puede que ser que no se le asignen recursos. No va a ser fácil llegar a $1,8 billones que faltan, pero se hará un esfuerzo para que sea el menor posible”, puntualizó.

Finalmente, Correa agregó que para el próximo año el programa de Devolución de IVA, que en todo 2020 beneficiará a un millón de hogares por $225.000 millones, se duplicará a dos millones de hogares.