Mintrabajo informó que el beneficio será entregado a las personas que están en lista de espera del subsidio de las cajas de compensación

Adriana Carolina Leal Acosta

Como lo adelantó La República esta semana, el ministerio de Trabajo autorizó que las personas desempleadas que se postularon al subsidio de protección al cesante de emergencia que han brindado las cajas de compensación familiar en los últimos meses, y que por falta de recursos quedaron en lista de espera, recibirán un subsidio de $160.000 durante tres meses.

Con base en los cálculos entregados por Asocajas, este diario estableció que la nueva podría cobijar a alrededor de 23.900 personas, teniendo en cuenta que estas entidades aprobaron la postulación de 197.464 personas y que con los $332.000 millones que dispusieron de su propio presupuesto, al cierre de este mes se habrá entregado el subsidio a 92.500 personas.

A lo anterior se suma que, gracias a un adelanto del recaudo que harán estas instituciones a modo de autopréstamo,  prevén poder entregar el beneficio a otras 57.000 personas. Cabe recordar que el beneficio entregado por las cajas de compensación equivale a $1,7 millones, más el aporte a salud y pensión durante tres meses, y el pago de la cuota monetaria para familiares a cargo, en caso de que se requiere. Por lo que cada subsidio en realidad cuesta entre $3,2 millones y $3,6 millones.

Por su parte, el Gobierno aclaró que el beneficio de $480.000 se entregará hasta que se agoten los recursos que el Ministerio de Hacienda disponga para tal fin, suma que todavía no se conoce.

"Con esta medida el Gobierno Nacional busca aliviar la disminución de ingresos que han tenido los hogares colombianos en los que sus integrantes o alguno de ellos perdió su trabajo, en el marco del Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica", indicó la cartera en un comunicado.

Así mismo, es importante señalar que este apoyo aplica a trabajadores dependientes clasificados en las categoría A y B que hayan quedado cesantes y que hayan aportado a las cajas de compensación familiar por lo menos seis meses continuos o discontinuos en los últimos cinco años, igualmente, a quienes no hayan sido beneficiarios del mecanismo de protección al cesante en los últimos tres años.

Por otro lado, el articulado explica que las cajas de compensación familiar serán las encargadas de la recepción, validación y otorgamiento del auxilio a los beneficiados y de remitir al Ministerio del Trabajo el listado de postulantes aprobados, con certificación del director administrativo y el revisor fiscal.

La financiación del auxilio económico para la población cesante, se hará con recursos que se asignen del Fondo de Mitigación de Emergencias-FOME al Ministerio del Trabajo, que será el que defina las condiciones y criterios de acceso a estos recursos por parte de las Cajas de Compensación Familiar para los beneficios.

"El Ministerio del Trabajo, mediante acto administrativo, ordenará la ejecución del gasto y giro directo de los recursos, que serán abonados por la Dirección General de Crédito Público y Tesoro Nacional -Ministerio de Hacienda y Crédito Público, a las cuentas que certifiquen las Cajas de Compensación Familiar. En dicho acto administrativo se establecerá igualmente el monto de los recursos a transferir a cada corporación", puntualiza el comunicado.