El informe mostró que a pesar de la pandemia, en los primeros nueve meses hubo un repunte en las ventas de 4,8% frente al mismo periodo de 2019

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

La Asociación Colombiana de GLP (Gasnova) dio a conocer el reporte más actualizado de la situación actual del gas licuado de petróleo (GLP), en el que se destacó que, entre enero y septiembre de este año, hubo un repunte en las ventas de 4,8%, frente al mismo periodo de 2019.

Las ventas realizadas en enero, febrero y marzo compensaran las caídas que se dieron en abril y mayo, meses de confinamiento estricto. Según el gremio, el consumo de GLP se vio afectado desde el 16 de marzo, así como la venta a granel, pero el gas licuado envasado presentó un incremento por las “compras de pánico” que se realizaron en medio de la emergencia.

No obstante, a medida que fue tomando fuerza la reactivación, la venta de GLP fue aumentando. Tanto, que en junio se reportaron 53.493 toneladas y para septiembre se habría alcanzado un máximo histórico de 59.724 toneladas, gracias al abastecimiento nacional, lo cual hace más competitivo al sector.

Según Alejandro Martínez, presidente del gremio, la oferta nacional y el abastecimiento que se ha generado de las nuevas fuentes abiertas por Ecopetrol ha hecho que las ventas puedan mantener la senda positiva que llevan.

“Con la oferta nacional proyectada por Ecopetrol y la infraestructura de importación actual, el abastecimiento de GLP al mercado está asegurado para el mediano plazo. Con el suficiente abastecimiento, el sector podrá continuar con su crecimiento en ventas”, aseguró Martínez.

En cuanto al consumo, el informe mostró que el sector residencial participó con 74% del total de las ventas del sector, seguido por el industrial, que ocupó 13% y el comercial, con 7%.

Según los datos recopilados por la Asociación, el sector residencial ha tenido mayor participación durante estaño como consecuencia de la pandemia y los cambios en las rutinas que han tenido los hogares colombianos.

Por región, el consumo estuvo concentrado, en Antioquia (18%), Cundinamarca (11%) y Nariño (9%). En valor real, el gremio estimó que el primero consume al mes 7.856 toneladas, y tiene la mayor demanda del país, seguido por Nariño y Cundinamarca con 3.851 toneladas al mes y 2.886, respectivamente.

Así mismo, el reporte mostró que en Cundinamarca, Valle y Bogotá se encuentra concentrado el consumo de GLP de la industria.