domingo, 2 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ximena Ramírez - xramirez@larepublica.com.co

Luego de que el Gobierno Nacional recibiera duras críticas por parte de los ganaderos durante su Congreso bianual, por falta de asignación de recursos al sector, el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, respondió mostrando cifras del presupuesto público que han recibido los ganaderos entre el año 2010 - 2012, el cual alcanza los $3,3 billones.

“Probablemente ningún sector, ni siquiera el cafetero, recibe del presupuesto público un monto de subsidios de esta envergadura, como el que se le ha brindado al sector ganadero en programas de ola invernal y  apoyos para el financiamiento y a los créditos de Finagro”.

 
El alto funcionario también se refirió a las declaraciones que se han hecho los empresarios ganaderos  respecto al desamparo del Gobierno 
 
“El Gobierno viene trabajando con coherencia para lograr el acceso de los sectores cárnico y lácteo a nuevos mercados; tarea ardua que si bien no se había comenzado antes, sí la hemos comenzado en esta administración y cuya responsabilidad también le incumbe en gran medida al sector privado”, dijo Retrepo. 
 
Recordó además que no fue en este Gobierno sino el anterior, quien al negociar los lácteos en los TLC tanto con Estados Unidos  como con Europa y Chile incurrió en una  extraña negociación, puesto que los lactosueros no quedaron sometidos en periodos de desgravación. 
 
No obstante, invitó a los  representantes del sector para  que acaben  la discusión sobre la mala negociación de los tratados y  trabajen de manera sincronizada con la  nación para lograr una verdadera reconversión productiva.
 
Más líneas de crédito para el sector agropecuario
El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, dijo que el Gobierno sigue estableciendo mecanismos para que los diferentes jugadores del sector agropecuario se vuelvan más competitivos. Restrepo aseguró que el Banco Agrario está estrenando una línea especial de crédito para el agro, que tendrá recursos por $1,5 billones y amplios periodos de gracia, con el fin de que los agricultores se sigan preparando de cara a los tratados de libre comercio.