La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cinthya Ruiz Granados - cruiz@larepublica.com.co

Para que las exportaciones colombianas puedan ser más competitivas, es necesario encontrar la forma de reducir los costos del transporte terrestre del país. Esa es la conclusión que entrega un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, titulado ‘Muy lejos para exportar. Los costos internos de transporte’.

El sector que más se beneficiaría si se diera una reducción de los costos de transporte en 1%, sería el agropecuario, sus exportaciones aumentarían 7,9%, seguido de manufacturas con 7,8% y minería 5,9%.

El informe Doing Business, del Banco Mundial, revela que si se redujera el tiempo de envío de los productos por vía terrestre en un día las exportaciones podrían aumentar hasta 7%.

El BID resalta que la región que tendría mayor impacto gracias a la mejora en la infraestructura terrestre sería la región sudeste del país. Sus exportaciones crecerían entre 10% y 45%.

Carlos Manuel Uribe, gerente general de la empresa Flores El Capiro, aseguró que durante sus 30 años en el sector, los costos por vía terrestre siempre han sido altos. Para Uribe es un problema con el que Colombia siempre ha tenido que lidiar. “Sacar un contenedor me cuesta entre unos US$1.500 a US$2.000, mientras que en países cono Chile el costo es de US$500”.

Colombia es un país escaso en vías primarias. Un informe de Anif indica que solo 8,1% de la infraestructura de carreteras a cifras de 2012 es de este tipo. Las vías secundarias representan 20,2% de la infraestructura y 66% son vías terciarias. Fabio Moscoso, experto en temas de logística y comercio exterior de la Universidad EAN, dijo que la única solución que tiene el Gobierno es crear una infraestructura pertinente. “En el Gobierno hay una incipiente visión de transporte, no hay una coherencia entre exportaciones e infraestructura”, señaló.

La solución más evidente para poder mejorar los costos del transporte terrestre estarían, según este experto, en crear los centros de producción de la industria y las manufacturas en las costas, en donde se encuentran los puertos. Pero en estas zonas “no hay la suficiente oferta de calidad de recurso humano ni condiciones para atraer al mercado laboral”.

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía, indicó que el sector agrícola ya no le pide nada al Estado porque éste ya sabe lo que tiene que hacer y además reiteró que el desarrollo no depende solo del Ministerio de Agricultura sino de otros.

“La falta de vías primarias hace que por costos quedemos por fuera de ser competitivos, la calidad de nuestros productos se va al traste”, manifestó. También afirmó que en Colombia no existen los mecanismos apropiados para exportar debido a que no hay un transporte multimodal. “En el país se acabó el tema de vías hídricas y ferrocarriles”.

Esta modalidad, que busca unir ferrocarriles, vías hídricas y carreteras para poder llevar las exportaciones hacia los puertos, es la única salida que asociaciones como Anif ven ante la crisis de competitividad por la que pasa Colombia. Sergio Clavijo, su presidente, explicó que el sobrecosto que tiene el país en exportaciones es según el BID del 16%.

A pesar de que se ha hablado de utilizar el transporte multimodal no se ha avanzado en el diseño de carga a través de los ríos ni se han hecho avances importantes en navegabilidad de los ríos. Para el presidente de la Asociación el principal problema que tienen los puertos es precisamente que no hay acceso para llegar a ellos.

Como ejemplo a los altísimos costos del transporte terrestre de país, Mejía dijo que la carne de cerdo de Puerto Gaitán es más costosa enviarla desde su punto de producción hacia el puerto de Buenaventura que desde éste hacia Corea.

El problema común que tienen los países de la región
Colombia, México, Brasil y Perú fueron los países estudiados por el BID en temas de transporte. El problema que estos cuatro países de la región presentan en común es la dificultad de las instituciones públicas para diseñar, evaluar y ejecutar las inversiones en transporte. Parte de esa dificultad está reflejada en abandono de las obras y según el estudio “agravado a su vez por la devastación causada por la crisis fiscal de los años ochenta”. El país que más se beneficiaría con sus exportaciones con la reducción de costos de transporte sería Colombia, seguido de Brasil. Perú, Chile y México, este último traería un aumento del 4% en ventas.

Las opiniones

Rafael Mejía
Presidente de la SAC

“Desde 2006, el Estado pactó unos compromisos que no se han cumplido con el sector privado y por esto no somos competitivos para exportar”.

Fabio Moscoso
Experto logística y comercio universidad EAN

“En el Gobierno hay una incipiente visión de transporte, no hay coherencia entre exportaciones e infraestructura”.